Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Steven Gerrard y Galaxy derrotan al América

El ex capitán del Liverpool debutó en un amistoso con su nuevo equipo de la MLS

El Universal

Steven Gerrard jugó como titular los primeros 45 minutos de su debut en Estados Unidos en duelo en que el Galaxy de Los Ángeles venció 2-1 al América de México en la Copa Internacional de Campeones ayer por la noche.

Tras un descanso de seis semanas luego finalizar su 17ma temporada en el Liverpool, Gerrard jugó en su posición habitual en el centro del mediocampo para el Galaxy contra el popular club mexicano.

“Fue una gran sensación” , dijo Gerrard. “Fue un partido difícil y creo que (el América) es muy bueno. Creo que después de 15 o 20 minutos el equipo se asentó bien, jugamos un buen partido y logramos un empate merecido. Personalmente, fueron 45 minutos buenos para mí y seguiré mejorando, entre más conozca a mis compañeros, mejoraré” .

Gerrard apenas comenzó a practicar con el Galaxy el martes pero lució cómodo cuando pasó al ataque, aunque en varias ocasiones fue rebasado cuando trataba de defender.

“Steven jugó bien” , dijo el técnico del Galaxy, Bruce Arena. “Sus pases fueron muy buenos. Su asociación con Juninho fue buena. Hizo algunas barridas, ayudó a crear oportunidades, pudo haber marcado un gol, de modo que su primer partido fue muy alentador” .

Gerrard hizo un disparo a gol a unos 30 metros del arco que tuvo que ser desviado por el arquero Hugo González.

América anotó en un contragolpe por conducto de Darwin Quintero, quien pasó la pelota entre las piernas de Brian Rowe para abrir el marcador a los siete minutos.

El capitán del Galaxy, Robbie Keane, logró la igualada a los 45 al controlar un pase de Juninho y mandarlo al arco descubierto por una mala salida de González.

Alan Gordon marcó el gol de la diferencia a los 80 minutos al superar por alto a dos defensores y conectar el centro de Raúl Mendiola.

Gerrard fue el centro de la atención de los 27.934 aficionados que abarrotaron el estadio. Numerosos aficionados vestían la camiseta con el número 8, tanto en colores rojos del Liverpool como los blancos del Galaxy y numerosos medios acudieron a cubrir el encuentro.