Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Sólo 6 clubes del Ascenso reciben aval

Según los estatutos para el ascenso, los requisitos a tomar en cuenta son el aforo del estadio, con al menos 20 mil asientos embutacados.

CIUDAD DE MÉXICO, julio 25 (EL UNIVERSAL).- La carrera por llegar al máximo circuito del futbol nacional comenzó. Sin embargo, tras modificaciones en sus estatutos, la Liga de Ascenso MX indicó que actualmente sólo seis de sus 16 equipos tendrán derecho a besar tal privilegio.
Según los estatutos para el ascenso, los requisitos a tomar en cuenta son el aforo del estadio, con al menos 20 mil asientos embutacados.
Además, el equipo no debe ser parte de la multipropiedad y que las franquicias tenga finanzas sanas.

¿Quiénes tienen derecho al boleto a Primera? Las escuadras certificadas son Atlético San Luis, Atlante, Celaya, Dorados de Sinaloa, FC Juárez y los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara.
Mientras, los que no lograron superar la evaluación, son Alebrijes de Oaxaca, Club Atlético Zacatepec, Cafetaleros de Tapachula, Cimarrones de Sonora, Correcaminos de la UAT, Mineros de Zacatecas, Murciélagos FC, Tampico Madero, Potros UAEM y Venados.

Pero, ¿qué hay de las aspiraciones de los rechazados?
De acuerdo con el reglamento en el Ascenso MX, en el Capítulo III de Competencia, inciso F. Ascenso, Artículo 23, “si uno de los equipos no certificados consigue el ascenso de manera deportiva, recibiría un estímulo económico de 120 millones de pesos para la mejora y cumplimiento de los requisitos faltantes, para así lograr la certificación la temporada siguiente”.

Cabe recordar que el Toluca, en el segundo semestre de 2016, hizo del estadio Alberto Chivo Córdoba su casa para disputar juegos de Primera División, mientras el estadio Nemesio Díez era remodelado por los festejos del centenario del club. La Liga dio su aval sin contratiempos. Sin tomar en cuenta los parámetros para hacer rodar el esférico en Primera.

Un caso similar es el que ocurre en Ciudad Universitaria, con Pumas.

Su estadio, el histórico Olímpico Universitario, con capacidad para 48 mil 297 aficionados, no cuenta con gradas embutacadas. Los fríos asientos de piedra se mantienen sin modificaciones, porque el recinto auriazul es patrimonio cultural de la humanidad. De todos modos, los felinos celebran ahí su localía.
Y curiosamente, no todos los recintos de los “elegidos” cumplen estrictamente con el aforo: el Andrés Quintana Roo, del Atlante, oficialmente tiene capacidad para 17 mil 289 personas; estadio Banorte, de Dorados, con lugar para 19 mil 279; el Olímpico Benito Juárez, de FC Juárez, 19 mil 703.
Las exigencias parecen no aplicar a franquicias con otros problemas. Atlante, confirmado con la certificación para ascender, causó polémica apenas en abril pasado, cuando sus jugadores manifestaron inconformidad por el retraso de pagos que iban de uno a tres meses. Incluso, demandaron el pago de premios prometidos el torneo anterior.

El Universal / EMEG 25/07/17