Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Reyes muestra gran potencial

La inactividad en el Porto no lo ha menoscabado y se siente feliz por el aporte en Selección

El Universal

Todos esperaban verlo en la defensa central, pero —al final— donde jugó fue en la media cancha, y lo hizo bien, como si su inactividad en el Porto no existiera.

Diego Reyes es otro de los futbolistas mexicanos que se abren paso en el balompié europeo, un balompié muy competitivo y cruel, al que no le interesa acabar con sueños y esperanzas inmediatos; que no tiene tiempo de esperar a la adaptación de sus nuevos integrantes, como el jugador formado en la cantera del América.

Por eso, aparecer y jugar en la Selección es un remanso y de prueba personal, ya que el mismo Diego recordó, y se demostró a sí mismo, que tiene nivel para competir en altas esferas.

“Me siento contento, feliz de estar en la Selección y de haber aprovechado la oportunidad que me dio Miguel [Herrera, técnico nacional] de estar con esta camiseta que tanto quiero”, dice el larguirucho jugador.

—Te viste bien en la media cancha ¿es ahí donde más te gusta jugar?

—No… No lo sé. Juego en donde me necesite el equipo, donde más pueda ayudar y aportar. Me siento cómodo.

—¿Estás en ritmo?

“Estoy bien, muy contento con lo que hago, y luchando por salir adelante en mi equipo y ganarme un lugar en la Selección”, dice en tono serio, tratando de no mostrar emociones.

Mas la realidad es que en el Porto, Reyes no es considerado por el técnico español Julen Lopetegui, quien llegó al conjunto luso en esta temporada y que de un plumazo borró al mexicano, quien con el anterior entrenador, Paulo Fonseca, estaba ganando minutos.

—¿Con este tipo de encuentros, en el Porto se darán cuenta de todo lo que están perdiendo?

—No lo sé… La verdad es que si no juego es por algo, por algo el técnico no me ha metido. A mí, lo que me queda es trabajar para cuando me quiera ocupar y estar listo; ahí estaré y trataré de seguir adelante.

—¿No te desanima esta situación?

“Me siento contento y feliz”, dice, pese a que no esboza ni una pequeña sonrisa. “Sólo aprovecho las oportunidades que me dan”.

Mas la realidad es que su amigo y compañero en el equipo, Héctor Herrera, ha dicho que el estado de ánimo de Diego no es el mejor: “Sé lo que siente, así me pasaba a mí al inicio. Lo único que le digo que no se desanime, que tiene mucho potencial y ya ven lo que mostró ante Holanda. Siempre he dicho que me gusta más cuando juega en la media cancha”.

Ante estos halagos, Reyes al fin genera una pequeña sonrisa. “Pues… Qué digo: gracias. Donde tenga que ayudar al equipo lo haré de la mejor manera, donde pueda aportar”, recuerda.

—¿Estos malos momentos no te han hecho perder confianza?

“Confianza siempre la he tenido, nunca he perdido la fe en mis capacidades. No he tenido minutos con el primer equipo, pero soy constante en el [plantel] B”.

Así es que, a pesar de todo, Diego Reyes no está arrepentido de haber ido a jugar a Europa, y menos al Porto.