Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Repudio a Piqué se convierte en cuestión de Estado

El ministro de Educación, Cultura y Deporte de España reprobó los abucheos sobre el defensa del Barcelona y de la selección española

El Universal

Lejos de mitigarse, la polémica por los abucheos que recibe Gerard Piqué en la selección se convirtió hoy en una cuestión de Estado en España, con miembros del gobierno saliendo en apoyo del futbolista.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, Íñigo Méndez de Vigo, reprobó los abucheos que el defensa del Barcelona
recibió en los últimos partidos de la selección nacional.

“Hay que respetar la libertad de expresión de los demás y respetar también a las personas. A mí me parece muy mal que se silbe a un
jugador que está vistiendo, además con orgullo, la camiseta nacional”, declaró el ministro.

Hace tiempo que Piqué se instaló en el ojo del huracán al protagonizar en los últimos meses diferentes polémicas por sus
ataques al Real Madrid y su postura a favor de una consulta al pueblo catalán para decidir sobre su independencia.

Además de Méndez de Vigo, también salió hoy en respaldo de Piqué el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel
Cardenal. “Tenemos que defender a la selección, tenemos que defender al equipo nacional. Piqué está siendo un elemento imprescindible”, opinó.

En pleno “caso Piqué”, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió también hoy que Alicante sea el 13 de septiembre la
sede de un amistoso ante Inglaterra en reemplazo de Madrid.

La Federación descartó que el choque se celebre en el Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, cuando era la sede favorita. El
diario “As” lo vinculó a Piqué y consideró que “los silbidos recibidos por el jugador en los dos últimos partidos de España, en
León y Oviedo, han aconsejado el cambio”.

Y como no hay descanso para Piqué, el futbolista fue hoy también protagonista de una nueva polémica al trascender imágenes de su
salida de una discoteca al domingo a las seis de la mañana.

Según aseguró la cadena de televisión “La Sexta”, junto a él estaban otros jugadores como Sergio Ramos, David de Gea, Juanfran,
Koke, Pedro, Cesc Fábregas, Jordin Alba, David Silva, Juan Mata y Marc Bartra.

Sólo Piqué salió por la puerta principal de la discoteca y se enfrentó a un par de muchachos que le llamaron “borracho”.

Del Bosque dijo a la “Cadena Cope” que todos -con Piqué a la cabeza- tenían “permiso” para hacer lo que quisieran en esa noche
libre, pero no evitó que el nombre del jugador del Barcelona siga acaparando titulares. Una vez más.