Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Posible contagio de paperas en vestidor del Barça

Médicos del conjunto blaugrana están en alerta por la enfermedad que padece el delantero Neymar

El Universal

Los médicos del FC Barcelona tendrán que estar atentos a un posible contagio en el vestuario azulgrana de paperas -o parotiditis epidémica-, la enfermedad que padece el delanteroNeymar da Silva, según los detalles que ha explicado a Efe la doctora Marta de Quixano.

La directora del Centro de Atención Pediátrica Integral (CAPI) Casernes de Barcelona ha explicado que el contagio de esta enfermedad se produce “por contacto directo a través de gotitas de saliva o de intercambiar vasos o cubiertos infectados” .

Asimismo, ha añadido que el riesgo de contagio se comprende entre los “siete días antes de la manifestación de los síntomas y los cuatro posteriores al contagio” , siendo los “dos días anteriores a la manifestación de los síntomas” el periodo de más riesgo, motivo por el cual tendrán que estar atentos a cualquier indicio en el vestuario azulgrana en los próximos días.

Si bien es cierto que Neymar estaba vacunado y que se trata de una enfermedad “poco frecuente que se suele dar más en niños” , también lo es que “la cobertura vacunal es del 94 % en la primera dosis” , explica la doctora Quixano.

“Además, existe una franja de edad en la que se emplea un serotipo en el que la vacuna es menos efectiva” , ha apostillado.

Esta enfermedad se incuba entre 15 y 24 días, por lo que “probablemente la haya contraído en Brasil” , ha opinado Quixano, quien considera que el haberse contagiado de esta enfermedad en su país “no deja de ser una casualidad, porque la cobertura vacunal es buena” .

Los síntomas de la paperas son la inflamación de la glándula parótida, lo que provoca toda la sintomatología de cualquier virus como malestar o fiebre. “Además, puede producir inflamación en los genitales, complicaciones neurológicas y sensoriales, pero no es lo frecuente” , comenta la directora del CAPI.

Las precauciones que han de adoptar a partir de ahora el jugador y la gente de su alrededor deben ser un “aislamiento de compartir, sobre todo, los utensilios que puedan transmitir saliva, el reposo y el tratamiento sintomático, pues no existe otro tratamiento” .

La recuperación oscilará entre las dos y las tres semanas, después de las cuales “un deportista como Neymar se podrá olvidar del tema cuando tenga el alta y esté curado” , ha concluido la doctora Quixano.