Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

¡NO MÁS ‘CORAJITOS’ MIGUEL!

Es intenso. Es visceral. Es enjundioso. Es pura pasión. Es energía pura. Es Miguel Herrera, El Piojo y es quien es.

El Universal

Es intenso. Es visceral. Es enjundioso. Es pura pasión. Es energía pura. Es Miguel Herrera, El Piojo y es quien es.
“Nadie me va a cambiar, porque este carácter me ha llevado hasta donde estoy”, asegura.

El técnico nacional ha reconocido su error. Su envergadura no le permite actuar como lo hizo ante Panamá, en donde se enfrentó y se insultó con el cuerpo técnico de El Bolillo Hernán Darío Gómez, pero más allá de cambiar su intensidad en la zona técnica, tratará de encauzarla hacia otra dirección, una dirección que no lo haga quedar mal parado.

“Es una batalla contra mí mismo”, reconoce Herrera, autocrítico y sencillo, liberándose de culpas al reconocerlas.

Mas no va a cambiar la esencia, “porque eso es lo que me tiene donde estoy sentado. Sólo hay que modificarlo, y encauzarlo positivamente”.

No es secreto que tanto Justino Compeán, presidente de la FMF, como Héctor González Iñárritu, director de Selecciones, hablaron con él inmediatamente después del juego ante los canaleros, un juego caliente donde la pasión pasó de la cancha a la banca y viceversa.

“Héctor me lo dijo claro: ‘Así es la eliminatoria, a esto te vas a tener que enfrentar, te van a provocar y no sólo en el campo, desde que bajas del avión’”, dice.
Herrera lo vivió “como jugador y ahora lo viviré como técnico y estoy consciente de que ya no debo caer en esas circunstancias. Debo reorientar esa energía, canalizarla donde debe ir, no para un insulto, sino para motivar al jugador o corregirlo”.

Herrera aclaró que no hay conflictos para la firma de contrato, la cual se hará cuando se reúna con la Asamblea de la Primera División.
“No lo hemos firmado, porque no coincidimos, no nos ponemos de acuerdo, pero de palabra todo está cerrado”, dice.

Finalmente asegura que contra lo que pudiera pensarse, le sacó mucho de provecho a los juegos contra los representativos de Honduras y Panamá.

“Vivimos dos partidos en los que los jugadores que fueron llamados se dieron cuenta lo que los rivales se juegan contra México. Reitero, nosotros ganamos y nos critican y ellos con el empate estaban felices. Ellos se ‘matan’ por llevarse el triunfo de aquí y nosotros debemos estar muy pendientes de eso. Claro, nos gustarían rivales de otro nivel, pero le sacamos provecho a éstos”, finaliza.