Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Millones de dólares para el ansiado cetro rojiblanco

Luego de campeonar en el Apertura 2006, las Chivas tuvieron que esperar más de una década para repetir la hazaña y lograr su estrella...

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 29 (EL UNIVERSAL).- Luego de campeonar en el Apertura 2006, las Chivas tuvieron que esperar más de una década para repetir la hazaña y lograr su estrella 12 en la Liga. Proceso largo, de altibajos, en el que incluso, rasparon por la zona baja de la porcentual y una inversión que llegó a los 110 millones de dólares en fichajes definitivos. Todos mexicanos, como dicta la tradición rojiblanca.

Hasta antes del pasado domingo, el Guadalajara y su dueño Jorge Vergara habían sido objeto de críticas —y burlas— por los “bombazos” que reiteradamente presumían y no explotaban. Lo  que era una ilusión por el bicampeonato en el Clausura 2007, pese a la baja de figuras que tuvieron como el portero Oswaldo Sánchez y el atacante Adolfo “Bofo” Bautista, se convirtió en pesadilla. El objetivo no se cumplió y fue entonces cuando Vergara comenzó a soltar dinero como si creciera en los árboles.

Exprimen la chequera. En el Clausura 2009 Guadalajara compró a Sergio Amaury Ponce, Aarón Galindo y el goleador Jared Borgetti, en una operación cercana a los 7.3 millones de dólares. El 2010 fue un año especial para la nación chiva. Los tapatíos fueron finalistas de Copa Libertadores, la cual, perdieron por global 5-3 contra el Internacional de Brasil. En aquella plantilla destacaban los nombres de Omar Arellano y Omar Bravo, incorporaciones que se dieron en calidad de préstamo.

Posteriormente, en el Apertura 2012, Luis Pérez y Rafael Márquez Lugo se enfundaron con la piel rojiblanca por unos 4 mdd y 2 mdd, respectivamente. Una temporada más tarde, los nombres de Miguel Sabah (1.6 mdd), Sergio “Cherokee” Pérez (1.5), Adrián Cortés (782 mil dólares), Néstor Vidrio (4) y Aldo de Nigris (6) se colaron a la nómina del equipo más popular del país.
En los últimos años Vergara ha alimentado el futbol estufa de fichajes “bomba”. Para el Clausura 2014 gastó por el regreso de un viejo conocido, Omar Bravo (1 mdd); Israel Castro y Jaír Pereira se unieron al armado del equipo por casi 2 millones de dólares cada uno.

Para el siguiente torneo Vergara sorprendió con una bola caliente de 4 mdd: Ángel Reyna. Seguido del retorno de Carlos Salcido (3.5), además de la compra de Fernando Arce (5) y David Toledo (3.5). De 2015 a la fecha, aunque limitados por el talento nacional, en el Rebaño se han hecho notar con millonarios golpes.

Pero en el histórico siempre habrá alguien que quede a deber, como es el caso de Carlos “Gullit” Peña, proveniente del León por 8 mdd.

El contraste, tras una década. Las flamantes contrataciones que sí consiguieron la fórmula para permanecer y romper la larga sequía de títulos en Chivas fueron las de Isaac Brizuela (6), Edwin Hernández (2.5), Oswaldo Alanís (2), Orbelín Pineda (10), José “Gallito” Vázquez (6), Alan Pulido (16) y Rodolfo Pizarro (12). Las verdaderas joyas de la corona.