Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Jesús Molina, le pone “el pecho a las balas”

El futbolista está molesto por los resultados que ha tenido el equipo rojiblanco

La temporada del Guadalajara ha sido pésima de acuerdo a los números que se habían propuesto obtener para esta jornada, porque para estar alturas el equipo ya debería tener 20 unidades mínimo, de las 28 con las que planeaban terminar el Clausura 2019.

 

Jesús Molina se engalló al mencionar que nadie en la institución se salva de la mala temporada, pero sin lugar a dudas, los jugadores son los que llevan el mayor porcentaje de responsabilidad y deben meterle más de lo que actualmente trabajan, para revertir la mala campaña.

 

“La presión cada vez se va haciendo más grande, eso está claro. Estamos en un bache complicado, pero es una buena oportunidad para demostrar de qué estamos hechos, si podemos afrontar estas situaciones o si somos jugadores del montón. Yo espero que no seamos jugadores del montón. Tenemos que ponerle el pecho a las balas, no podemos escondernos en una situación como esta”.

El contención está molesto porque las cosas no han salido. También preocupado porque han quedado lejos de las expectativas creadas pero precisó que no todo está perdido, todavía hay esperanzas de salir adelante alcanzando la meta trazada.

“El equipo va a pelear la Liguilla y de la mano salvarse del tema porcentual, ese es el objetivo, no me veo sin jugar una Liguilla, no la quiero estar viendo en la televisión, quiero estar jugando, y aspiro a buscar el campeonato, pese a que se ve lejana la posibilidad, pero no hay imposibles”.

La recta final del campeonato, tras pésimo actuar en el campo, mencionó que es para demostrarse la calidad que tienen y que merecen estar en un equipo grande, como el Guadalajara.

 

“Es la oportunidad para saber de lo que estamos hecho. Saber si somos jugadores que pueden salir de esto o si somos del montón. Yo espero que no seamos jugadores del montón, no podemos escondernos ante una situación como esta”.

Siempre con José Saturnino Cardozo, el equipo decía que lo apoyaba a muerte pero al final, en el campo, lo que se vio fue otra cosa, así que ahora con Alberto Coyote al mando, van a hablar con actuaciones nada más, consiguiendo puntos.

“Hablar es muy fácil, pero si no lo demostramos dentro de la cancha va a ser complicado salir adelante, uno siempre tiene la ilusión de ganar, a mí me gusta ganar y piensas en cansarte de hacerlo, no me gusta perder ni en las canicas, pero esta es la realidad, lo más fácil sería tirar la toalla, pero hay plantel con la capacidad y hambre de ganar”.