Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Hernán Cristante: La violencia en Querétaro no fue una pelea de barras

El estratega sudamericano recordó cada uno de esos difíciles momentos en la cancha del Estadio Corregidora

Hernán Cristante vivirá en el Apertura 2022 con FC Juárez su tercera experiencia al frente de un equipo de la Liga MX.

 

El entrenador argentino que llegó al banquillo fronterizo en sustitución de Ricardo Ferretti y tras un paso corto de 12 partidos por Querétaro recordó para El Universal, lo vivido aquella tarde en el Estadio Corregidora, donde la violencia se apoderó del fútbol mexicano en el duelo entre Gallos y Atlas.

 

“Es el momento más complicado de mi carrera, en Argentina me había tocado vivir cosas con aficionados que nos amenazaron, pero te digo la verdad, nada me causó tanta impresión como lo que pasó en Querétaro, fue algo inaudito y eso no fue una pelea de barras”.

 

Cristante, agregó que en ese momento fue testigo del miedo de las familias y ante la situación únicamente pensó en ayudar a las personas.

“Veía padres con sus hijos golpeados y con sangre, me decían sálvenos que nos quieren matar y al ver violencia más cerca comenzamos a intentar separar y asistir a la gente que podías sin importar la camiseta. Recuerdo los túneles llenos de gente, tuve que abrir parte del vestidor y las oficinas”.

Una de las imágenes que más recuerdan el exjugador de los Diablos Rojos es la de una chica que intentó proteger a su novio y terminó golpeada.

 

“Me acuerdo y me pongo mal, hubo una chica que se lanzó sobre el novio para evitar que lo golpearan y golpearon a la chica, en esos momentos te sientes sólo, fue un caos. Después nos decían asesinos, nos amenazaron y vincularon con gente que no debían, muchos se lavaron las manos y hoy creo la gente que lo está pagando es gente que no tiene la culpa”.

Por último, el entrenador reconoció que en ese momento en la cancha de Querétaro no había la seguridad necesaria en ninguna zona del estadio
“Se veían conatos de violencia en sectores del estadio y no había seguridad dentro ni fuera de la cancha”.