Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Guerreros, a finiquitar el trámite

150531guerreros
Obtienen cálido recibimiento en Querétaro; Gallos Blancos tiene fe en revertir la situación

El Universal

Sus miradas delatan asombro en cuanto pasan la puerta eléctrica del diminuto aeropuerto queretano. Los futbolistas del Santos Laguna son recibidos por decenas de delirantes aficionados albiverdes. Es el ritual del nuevo monarca, aunque falten 90 minutos por jugarse.

Eliminatoria tan atípica por sus participantes como a causa del desarrollo que cierra esta noche. El juego más importante del Clausura 2015 luce como mero trámite… Sin importar que en la banca del virtual derrotado habite ese hombre al que llaman el ‘Rey Midas’.

Los Guerreros tienen más de media estrella bordada en el escudo. Lo saben. Por eso, sonríen durante la víspera de la velada en la que obtendrían su quinto título de Liga, primero fuera de Torreón. Se coronaron en el Invierno 1996, Verano 2001, así como los Clausuras 2008 y 2012.

La Comarca siempre atestiguó sus más grandes éxitos, jamás han dado la vuelta olímpica como visitantes, malaria de la que podrían sanar sobre La Corregidora, ese que albergará el primer duelo finalista —en el Máximo Circuito— de su Querétaro… Conectado a un respirador artificial.

La magia de Víctor Manuel Vucetich alcanzó para una histórica final, pero todo indica que sólo será eso. Sus Gallos van por la hazaña. Necesitan una victoria por, al menos, cinco goles de diferencia para forzar el tiempo extra. El triunfo del Santos en el Corona (5-0) luce imposible de remontar, aunque nadie les hurta el derecho de soñar.

“Nunca [nos hemos sentido sin opciones de ser campeones]. Cuando hay 90 minutos por delante… Hemos estado revisando historias increíbles en el deporte, no solamente en el futbol, y lo hemos visto: mientras haya partido, hay que jugarlo”, recuerda Arturo Villanueva, presidente deportivo del Querétaro. “Las copas no se entregan hasta que el árbitro pita el final y [quiero] recordarles que a Santos ya le metimos cinco en casa [dentro del torneo de Copa]… Sobre eso vamos”.

“El gallo no está muerto, lo puedes ver en la afición. Tengan la certeza que, el domingo, cada jugador que pise la cancha de La Corregidora va a salir a matarse y a buscar esos cinco goles”.

Lo que nunca han logrado dentro de la Primera División. Una franquicia históricamente perdedora necesita de su mejor noche para adjudicarse el cetro. A diferencia de los norteños, quienes pueden darse el lujo de perder hasta por cuatro goles.

Pero también están en el umbral de la inmortalidad. La mayor diferencia en una serie por el título de la hoy llamada Liga MX se presentó en el Verano 2000. Paradójicamente, el Toluca se las propinó (7-1 global), mancha que hoy podrían desaparecer.

Sus adversarios ni siquiera piensan en otra derrota. Quieren ganar y aferrarse al milagro, bajo la dirección técnica de ese hombre que –según cuenta la leyenda— todo lo que toca es oro.

“Estamos en el sueño. Creemos que se puede lograr”, comparte Joaquín Beltrán, presidente deportivo de Gallos. “Sabemos que es complicado, pero lo vamos a pelear hasta el final”.

“Lo que podemos esperar mañana [hoy] es a un equipo que va a salir a partirse el alma dentro del terreno de juego, que luchará hasta el final por revertir la situación. Eso es lo que esperamos, como directiva. Sin duda, estamos ilusionados por lo que se pueda ver en el estadio”.

No les importa el cálido recibimiento al virtual campeón. Quieren unirse a la lista más célebre del futbol mexicano, mientras que los Guerreros buscan —con cinco coronas— igualar al Pachuca como el séptimo club más ganador de la época profesional y confirmar que el proyecto comandado por el portugués Pedro Caixinha es el adecuado.