Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Grandes fracasos de cara a citas mundialistas

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Italia ha sido la última de las grandes potencias internacionales en quedar fuera de una justa Mundialista,...

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Italia ha sido la última de las grandes potencias internacionales en quedar fuera de una justa Mundialista, pero no ha sido la única gran decepción a lo largo de la historia. Selecciones ya clasificadas para Rusia 2018, sufrieron algún revés en algún momento de su trayectoria en mundiales, como Argentina, Inglaterra o el vigente campeón europeo, Portugal.

Argentina (México 1970). Tan solo ocho años antes de ser Campeones del Mundo, Argentina no logró clasificar al Mundial de México en 1970. La “Albiceleste” tenía a Bolivia y Perú en su grupo, y el ganador tenía el pase asegurado, pero solo consiguió una victoria en los cuatro partidos, quedando última de la tabla. Su acérrimo rival, Brasil, se llevó la gloria en el último Mundial de Pelé.

Inglaterra (Alemania Occidental 1974). De 1970 a 1980 fue la peor época futbolística para la escuadra inglesa, y tuvo su punto crítico en 1974, cuando solo necesitaban una victoria ante Polonia, pero consiguieron un empate a uno e Inglaterra no asistió a la Copa del Mundo de la República Federal de Alemania de 1974, en la que los propios locales levantaron la copa.

Holanda (México 1986). Una de las mejores generaciones del futbol holandés terminó en fracaso, cuando luego de ser subcampeones en 1978, no clasificaron para el Mundial de México 1986, que terminó por llevarse Argentina con el emblemático Diego Armando Maradona. La generación de Holanda comprendía a Marco van Basten, Frank Rijkaard, Ruud Gullit y Rob de Wit.

Portugal (Francia 1998). La generación dorada de Portugal con nombres como Luis Figo, Rui Costa y Joao Pinto, terminó en tercer lugar detrás de Alemania y Ucrania, con un polémico empate en Berlín cuando Rui Costa fue expulsado, quedando fuera del Mundial de Francia 1998 que terminó llevándose la propia selección local.

Inglaterra y Francia (Estados Unidos 1994). Luego de la desastrosa Eurocopa de 1992, Inglaterra sufrió una tremenda humillación al ser eliminado por la selección de San Marino a solo siete segundos del final del encuentro.

Por su parte Francia, que cuatro años más tarde ganaría la Copa del Mundo en su propio país, estaba prácticamente clasificado para Estados Unidos después de conseguir 13 de los 16 puntos posibles en el sexto grupo. A Jean Pierre Papin, David Ginola, Eric Cantona, Didier Deschamps y Marcel Desailly solo les bastaba un punto, pero terminaron cayendo ante Israel y Bulgaria. Brasil terminaría por llevarse ese Mundial.

Holanda, Italia y Chile (Rusia 2018). Arjen Robben, Wesley Sneijder, Robin Van Persie y Rafael Van de Vaart vieron frustradas las oportunidades de disputar un último Mundial, al quedar en tercer lugar del Grupo A, detrás de Francia (20 puntos), y Suecia (19). La Naranja Mecánica sólo sumó 16 unidades.

Lo que hubiera significado el sexto Mundial para Buffon, terminó siendo una catástrofe, significando la primera cita mundialista a la que Italia no acude desde Suecia 1958.

Por su parte, la bicampeona de América dejó ir a su generación dorada. Comandada por Claudio Bravo, Arturo Vidal y Alexis Sánchez, terminaron sextos en las Eliminatorias sudamericanas, por lo que no asistirán a la justa mundialista.