Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

FIFA cierra un lucrativo acuerdo con China

El consorcio empresarial Wanda supone un balón de oxígeno para la entidad que rige el balompié mundial

El Universal

El consorcio empresarial Wanda se convirtió hoy en la primera marca china entre los princiales patrocinadores de la FIFA, anunció el ente rector del futbol mundial.

El contrato firmado con la empresa china, que se extiende hasta 2030, supone un balón de oxígeno para una FIFA que en el último ejercicio registró pérdidas financieras por primera vez en años

La cuantía del acuerdo no se reveló, pero se descuenta que el dinero chino reportará varios cientos de millones a las golpeadas cuentas de la organización futbolística.

“El resultado financiero de 2015 es pasado, el balance de 2016 se verá muy diferente”, dijo hoy el presidente Gianni Infantino tras la reunión del comité ejecutivo del ente rector.

Junto al hombre más rico de China, Wang Jianlin, jefe del Grupo Wanda, hoy apareció en la sede central de la FIFA en Zúrich una cara conocida desde hace tiempo, la de Philippe Blatter.

El ex jefe de la compañía de marketing deportivo Infront, sobrino del suspendido ex presidente de FIFA Joseph Blatter, es gerente desde final de noviembre de Wanda Sports, la filial deportiva del conglomerado empresarial.

“Bajo estas circunstancias es todavía más importante hacer lo correcto”, dijo Infantino ante la pregunta de un posible conflicto de intereses. “El contrato firmado cumple con los más altos estándares”, añadió.

El acuerdo respalda la aspiración de China de organizar un Mundial de futbol y convertirse en una potencia del deporte más popular del mundo.

“Bajo estas circunstancias es todavía más importante hacer lo correcto”, dijo Infantino ante la pregunta de un posible conflicto de intereses. “El contrato firmado cumple con los más altos estándares”, añadió. El acuerdo respalda la aspiración de China de organizar un Mundial de futbol y convertirse en una potencia del deporte más popular del mundo.

Wanda compró en agosto por 650 millones de dólares la marca Ironman y la World Triathlon Corporation. En enero, el consorcio, que posee también la cadena de cines AMC en Estados Unidos, adquirió el 20 por ciento de las acciones del Atlético de Madrid por 45 millones de euros (unos 50 millones de dólares).

Y apenas un mes después, Wanda se hizo también por 1.000 millones de euros con la compañía suiza Infront.

La firma con la empresa china es pues una muestra de la ofensiva del gigante asiático en el terreno del fútbol, donde su campeonato nacional, la Super Liga, hizo compras récords de jugadores esta temporada. El presidente del país, Xi Jinping, conocido aficionado al balompié, pretende impulsar un plan de formación a largo plazo en las escuelas que permita al país competir en el futuro con las mejores selecciones del mundo

“Estamos encantados de dar la bienvenida a la FIFA al Grupo Wanda, una empresa que tiene una larga relación con el futbol, ha dado su apoyo al deporte durante muchos años y comparte nuestro entusiasmo por desarrollar y fortalecer el fútbol”, aseguró Infantino en un comunicado.

El suizo agregó más tarde, en rueda de prensa, que se cerrarán nuevos contratos y que “en las próximas fechas habrá novedades”. La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) anunció el jueves que sus cuentas de 2015 se cerraron con 122 millones de dólares en números rojos, las primeras pérdidas para la entidad en 13 años.

Según sus propios datos, entre los motivos de las pérdidas están los costos imprevistos en abogados, causados por el megaescándalo de corrupción destapado en mayo por el FBI, que tiene a decenas de dirigentes futbolísticos imputados.

En lugar de los habituales seis a ocho socios exclusivos, la FIFA, que atraviesa su peor crisis de imagen, tiene actualmente sólo cinco patrocinadores premium: Adidas, Coca­Cola, Gazprom, Hyundai/Kia y VISA.

La mayoría, sin embargo, tienen contratos de larga duración, como Adidas (hasta 2030) o Coca­Cola (hasta 2022). En 2015, los sponsors de primer nivel reportaron en conjunto 180 millones de dólares a la FIFA.

La previsión de FIFA para el ciclo que termina en 2018, sin embargo, sigue siendo positiva.

“Las pérdidas no han intranquilizado a nadie internamente, porque está claro que en el cuatrienio la FIFA es económicamente estable y sólida”, dijo el alemán Wolfgang Niersbach, miembro del comité ejecutivo