Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

En defensa del jugador, Champagne

Jerome Champagne presume que tiene el apoyo de Pelé para su candidatura por la presidencia de la FIFA.

El Universal

Jerome Champagne presume que tiene el apoyo de Pelé para su candidatura por la presidencia de la FIFA.
Con ese respaldo y sin estar en contra de lo realizado hasta ahora por Joseph Blatter, el diplomático francés tiene la certeza de que su propuesta es viable, porque gira en hacer más nítida la gestión del organismo rector del futbol mundial, al grado de que se conozca  cuánto ganan los altos ejecutivos y fortalecer la democracia interna.

En charla con EL UNIVERSAL, Champagne reconoce que sabe poco de las problemáticas mexicanas como la multipropiedad o el Pacto de Caballeros. Sin embargo, aclara que en diversas partes del mundo existen dueños con varios clubes, lo que está avalado por la FIFA, siempre y cuando “el propietario no incida en los equipos”.

¿Por qué quiere contender por la presidencia de la FIFA?
“Si queremos un futbol más universal, necesitamos una FIFA más fuerte, más democrática, más proactiva para corregir las desigualdades. Es por esto que he determinado participar, porque esta elección de 2015 va a influir en el futbol hasta 2030. Tenemos que proteger la universalidad del futbol”.
¿Cuáles son las diferencias entre Jerome Champagne y Joseph Blatter, actual presidente de la FIFA?

“No es un problema de personas, sino de visión. Me siento muy en línea con lo que Blatter ha hecho. Mi programa es continuar lo que se ha hecho muy bien: las competencias de la FIFA están en todos los rincones, programas de desarrollo.  Lo voy  a ampliar con las reformas institucionales para democratizar al organismo, corregir el desbalance y limpiar la imagen de la FIFA”.

¿La FIFA debe cambiar?
“La FIFA debe cambiar y  ha cambiado. Cuando Joao Havelange fue elegido, fue el primer presidente no europeo. Luego se introdujo el futbol femenil, los Mundiales de menores. Un país que no cambia, a veces fallece, el organismo debe cambiar”.

¿Qué opina de las acusaciones de corrupción al interior de FIFA?
“Muchos de los casos en los que ha habido corrupción, no han sucedido por parte de la cúpula de la FIFA. Un ejemplo: hace cinco meses, un periodista reveló que el antiguo presidente de Qatar, en la Confederación Asiática, había dado 2 millones de dólares a la familia del antiguo presidente de Trinidad y Tobago en la Concacaf [Jack Warner]. En México y el mundo se hablaba de la corrupción de la FIFA, pero por favor, las Confederaciones, que juegan un gran papel no son miembros de la FIFA, las federaciones nacionales, sí”.

Entonces, ¿no existe la  corrupción en la FIFA?
“Corrupción existe en el mundo económico, político. Una pirámide de tal tamaño como en el futbol, debe haber casos. Pero como expliqué, las alegaciones de los hechos que aparecieron en esta pirámide no vienen de la administración de la FIFA, vienen de miembros del Comité Ejecutivo; la FIFA recibe la culpa de todo lo que pasa en la pirámide del futbol”.

¿Cuál es su postura en el caso de Qatar 2022, donde se ha señalado compra de votos?
“Adoro llevar al terreno árabe la Copa del Mundo. Pero esto tiene problemas: primero, la condición inaceptable de los trabajadores; no podemos ir a un país a celebrar el futbol sobre la miseria y muerte de personas.

“Segundo, se votó una Copa del Mundo para junio y julio; ahora se dice que no se puede jugar en esos meses y discutimos para pasar la Copa del Mundo del verano al invierno, entonces es un caos de decisiones de tres temporadas; la temporada antes, [la temporada] durante y [la temporada] después.

“Tercero, las alegaciones de compra de votos, influencia política, conexión entre candidatos para 2018 y 2022. Mi opinión es la siguiente: en una democracia, todas las personas son inocentes hasta que se demuestra lo contrario. Hay un informe con pruebas y evidencias que tenemos que saber. La Copa del Mundo pertenece a todos y tiene que darse de forma limpia, intocable, intachable y sin alegación”.

¿Cómo transparentar a la FIFA?
“Estoy convencido de que la FIFA no es una empresa, sino un gobierno del futbol. El dinero de la FIFA es de cierta manera, dinero público, como los impuestos. Se conoce el salario del presidente de EU, del rey de Holanda, podemos conocer los salarios de los ejecutivos de la FIFA de más alto nivel”.
En México existe la multipropiedad de equipos ¿qué le parece este problema que ha despertado polémica en nuestra Liga?

“Como usted lo sabe, la FIFA tiene un reglamento en la multipropiedad de clubes. Hay casos en Europa: una familia belga [encabezada por el empresario belga Roland Duchatelet] que es la dueña del club  Alcorcón de España, del Charlton Athletic inglés, el Standard de Lieja belga, el Carl Zeiss Jena alemán y el Ujpest húngaro.

“Es un fenómeno que está creciendo; la filosofía del reglamento es que la multipropiedad puede existir, si no hay influencia del dueño entre los clubes.  Pero no puedo comentar un caso que no conozco en detalle, el caso particular del futbol mexicano, lo único que sé es que hay cadenas de televisión que tienen varios equipos”.

El Pacto de Caballeros ha sido señalado como contrario a los derechos laborales que establece la FIFA, ¿trabajará para combatirlo?
“La legislación internacional es que un jugador es libre cuando termina su contrato, es un derecho humano para cada trabajador. No comentaré el caso particular de México, porque no lo conozco en detalle, pero es el principio de la legislación de la FIFA, es un principio de derechos humanos”.

¿Está a favor de la tecnología en el futbol?
“Hoy tenemos la línea de gol. Hubo goles que fueron invalidados por offside. Pero en siete u ocho segundos se vio la línea diciendo que el gol no era offside, Un error le impidió a Bosnia avanzar en el Mundial. Lo que pasa es que los nuevos estadios, equipados con la conexión wi-fi, con streaming podemos ver el replay de lo que estamos viendo. Una diana es anotada, el árbitro marca offside, entonces, todo el estadio va a ver en 10 segundos un video si hubo o no.  Si tenemos el apoyo, un árbitro en un palco puede decir si el gol es bueno o no. Es justicia ayudar al árbitro”.

¿Tiene recuerdos de México?
“México era uno de los placeres a visitar cuando viví y trabajé en Los Ángeles y Cuba: Baja California, paseaba por Campeche, Quintana Roo, Chetumal y también Acapulco. Tengo buena relación con su país”.