Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El “Cuchillo” Herrera relata cómo se vivían las broncas en el América vs Chivas

El exfutbolista habló sobre la experiencia de vivir el Clásico Nacional y cuando las peleas llegaban a la Selección Mexicana

Efraín “El Cuchillo” Herrera vivió todo tipo de Clásicos . “Y todos los jugaba a tope, como todos los juegos de mi carrera”.

En su época, “estaba muy marcado quien jugaba por la banda, el extremo, ahí no tenían que al volante o al defensa, era el extremo. Entonces mis clientes eran el “Snoppy” Pérez, el “Concho” Rodríguez, me traía de bajada a Missael Espinoza. En un Clásico le pegué y al minuto uno me amonestaron… No pasa nada, jugué más concentrado. Luego me pusieron a Manolo Martínez, dizque torero, pero era puto, puto, se cambiaba de lado, pero si no había nadie por ahí, me metía al centro a pegarle a Ramón Ramírez”.

 

También fue épica su participación en la campal de la temporada 82-83.

“Yo me iba a madrear al ‘Pillo’ Dávalos, que era mi cuate, pero estaba en el suelo y me fui con otro. Omar Arellano tenía en el suelo a Alfredo Tena, le hizo un candado, lo tiró al suelo y lo estaba pateando Celestino Morales y el “Checo” Lugo, fui tras ellos, no los alcancé. Me esperé, se había acabado la bronca, y yo dije ‘ni madres’, fui a corretear a Celestino y “Checo”. Corrieron los… El único que se paró a partirse la madre conmigo fue Demetrio Madero, de huevos, todos corrían los putos chivas”.

Y no era que tuviera odio hacia el Rebaño: “Para nada. Yo de niño le iba a las Chivas. Cuando llegué a primera división y estaba en el Atlas le dije al Güero Saldívar, no te retires, porque tú eras mi ídolo en las Chivas. Todos esos eran mis ídolos… Yo no odiaba a nadie, yo venía de Pumas”.

 

Había ocasiones en que las peleas, la rivalidad, traspasaban la cancha: “Cuando fue la bronca campal, nos fuimos a la selección en la tarde. En la noche, creo que fue con (Mario) Velarde, nos fuimos a cenar fuera del Centro de Capacitación. Ahí (Fernando) Quirarte me la hizo de a pedo, y el Chicharito papá (Javier Hernández) se levantó y dijo: ‘aquí es la Selección, no estamos en América y Chivas’. Estaban los De la Torre, el Zully, el Sheriff… Yo sólo me reí y seguí cenando”.