Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Brasil retrasa su viaje a Tokio 2020 por estado de emergencia

Los brasileños no iban a poder hacer sesiones completas de entrenamiento en Tokio ante la situación actual de la pandemia

La selección olímpica brasileña de futbol, que defenderá en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el oro conquistado en Río de Janeiro en 2016, aplazó su viaje a la capital japonesa luego de que el gobierno nipón declarara estado de emergencia por la pandemia y modificó toda su programación.

La selección que cuenta con el veterano zaguero Dani Alves y con el atacante Richarlison como estrellas tenía programado viajar a Tokio este mismo viernes pero la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) canceló el viaje y optó por incluir una etapa de entrenamientos en Serbia antes del desplazamiento a Japón.

 

La entidad rectora del futbol aclaró que el agravamiento de la situación de la pandemia en Japón y la publicación del decreto que declara el estado de emergencia obligaron a cambiar la programación de la selección olímpica.

“La CBF fue comunicada por el Comité Olímpico Internacional (COI) y por el Comité Organizador de los Juegos de Tokio que sería imposible realizar la serie de entrenamiento que la selección brasileña planeaba entre el 11 y el 17 de julio en Tokio, cuando podrá comenzar a usar los locales oficiales de la competición”, según un comunicado de la entidad.

La nueva programación prevé que Brasil se seguirá entrenando en Sao Paulo hasta la noche del próximo domingo, cuando viajará a Belgrado (Serbia), en donde proseguirá su preparación hasta el 16 de julio, cuando finalmente viajará a Tokio.

Algunos de los jugadores que actúan para clubes europeos y que no han sido liberados, como Bruno Guimaraes y Gabriel Martinelli, se presentarán a la selección directamente en Serbia, a donde también llegarán Richarlison y Douglas Luiz, que están concentrados con la selección absoluta que el sábado disputará la final de la Copa América frente a Argentina en el Maracaná de Río de Janeiro.

Brasil debutará en Tokio el 22 de julio en Yokohama frente a Alemania, precisamente el rival al que venció en la final de Río de Janeiro 2016. Emparejado en el Grupo D, después se enfrentará a Costa de Marfil el 25 de julio en Yokohama y a Arabia Saudí el 28 de julio en Saitama.