Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Beckenbauer y Niersbach, hombres de palabra: Rumenigge

El presidente ejecutivo del Bayern Múnich defiende a los organizadores de Alemania 2006

El Universal

El presidente ejecutivo del Bayern Múnich, Karl-Heinz Rummenigge, defendió hoy a los organizadores del Mundial de Alemania 2006 de las acusaciones de que compraron la adjudicación de la sede en 2000.

“Conozco a Franz Beckenbauer y a Wolfgang Niersbach desde hace mucho tiempo y son hombres de palabra; ambos, lo mismo que el
entonces ministro (de Interior, Otto) Schily, han asegurado y anunciado de forma creíble y seria que las acusaciones no son ciertas”, dijo hoy Rumenigge de los responsables del comité organizador del Mundial, adjudicado a Alemania por sorpresa en 2000.

En su número de esta semana, el semanario “Der Spiegel” publicó que, según informaciones a las que tuvo acceso y cuyas fuentes no
revela, los organizadores del Mundial abrieron en 2000 una cuenta secreta en la que el entonces jefe de la multinacional alemana de
artículos deportivos Adidas, Robert Louis-Dreyfuss, ingresó una cantidad millonaria. Un préstamo que se usó, supuestamente, para
comprar los cuatro votos asiáticos, de los 24 del comité ejecutivo de la FIFA.

Beckenbauer, Schily y Niersbach, que hoy preside la federación alemana de fútbol, negaron tajantemente las acusaciones.

Beckenbauer, uno de los futbolistas más famosos de la historia alemana, publicó el fin de semana un comunicado en el que asegura:
“No di a nadie dinero para comprar la adjudicación a Alemania del Mundial de 2006 y estoy seguro de que tampoco lo hizo ningún otro
miembro del comité organizador”.

Beckenbauer fue presidente del Bayern Múnich entre 1994 y 2009.

Rumenigge dijo hoy que considera “increíbles” las acusaciones. Aunque no estuvo en ninguna reunión del comité, zanjó: “Creo a las personas que han asegurado (su inocencia) de manera seria y creíble”.