Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

ATACAN AL ‘TRONO’ DE LA FIFA

El destino del futbol mundial está en juego. La elección de presidente de la FIFA en 2015 definirá su futuro.

El Universal

El destino del futbol mundial está en juego. La elección de presidente de la FIFA en 2015 definirá su futuro.

Razón por la que Jerome Champagne (15 de junio de 1958), diplomático francés de carrera, quiere ser el sucesor de Joseph Blatter para que el organismo rector del balompié sea “más transparente, democrático y con mayor igualdad deportiva entre continentes y al interior de las ligas nacionales”.

“Es tiempo de que la FIFA cambie. Ha cambiado a lo largo de su historia y cualquier institución que no cambie puede fallecer”, señala, en exclusiva para EL UNIVERSAL, el contendiente al “trono” que ha ocupado Blatter durante 16 años.

Champagne basa su campaña en tres ejes rectores “para llevar al organismo al siglo XXI”: democracia al interior del organismo, corregir el desbalance económico y reparar la imagen ante las acusaciones de corrupción que se le han imputado recientemente.

“Primero, quiero hacer reformas institucionales, para garantizar que el funcionamiento interno de la FIFA sea más democrático, más incluyente. Hoy, por ejemplo, África tiene 54 federaciones nacionales y sólo cuatro escaños en el gobierno de FIFA. Europa con 53, tiene ocho”, señala el galo.

La segunda propuesta tiene que ver con la brecha monetaria, que comienza a cobrar cada vez más notoriedad en el balompié actual.
Los clubes y continentes ricos lo son cada vez más a costa del otro “99%”, y el grado de incertidumbre comienza a reducirse, porque “al principio de la temporada ya sabemos quién va a ganar”.

“Hace 25 años, el Estrella Roja de Belgrado o el Steaua de Bucarest podían aspirar a ser campeones de Europa. ¿Hoy se podría? No, imposible. Si queremos un futbol más universal, necesitamos una FIFA más fuerte, más democrática, más proactiva para corregir ese tipo de desigualdades”, explica.
En los últimos años, las acusaciones de corrupción y opacidad han rodeado al organismo rector del futbol.

Si bien, para Champagne esas imputaciones no son “todo culpa de la FIFA”, sabe que “hay que limpiar la imagen” del organismo, “hacerlo más transparente” y “reconciliarlo con el pueblo que gusta y ama al futbol”.

Tecnología, sí. Consciente de que hay injusticias arbitrales que decretan el rumbo de un equipo o selección en los torneos, Jerome Champagne afirma que está a favor del ingreso de la tecnología para ayudar a los árbitros.

Le parece fundamental que en los goles anulados por fuera de lugar se disponga de un juez que decrete si el tanto debe ser convalidado o no.
“Un gol es anotado y el árbitro marca offside, entonces todo el estadio va a ver en 10 segundos en video si hubo o no, menos el que lo necesita ver. Entonces,  estoy a favor de la tecnología moderada. Si tenemos el apoyo, un árbitro en un palco puede decir si el gol es bueno o no. Es justicia, también para ayudar al árbitro”, considera Champagne, el contendiente de Blatter que quiere hacer “una FIFA del siglo XXI”.
¿‘Pacto de Caballeros’?