Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Pumas logra remontar a Cruz Azul y entra a la reclasificación

Pumas lo logró y lo volvió a hacer ante Cruz Azul, como en las semifinales del Guardianes 2020

Ciudad Universitaria vibró como hace mucho no lo hacía. Pumas consiguió un triunfo que por el momento y gracias a las bondades del futbol mexicano, hacen olvidar una irregular campaña.

 

El Club Universidad vino de atrás para vencer 4-3 al Cruz Azul que luce golpeado anímicamente. Lo que se vivió esta tarde en el Olímpico Universitario son altibajos de emociones que no suelen ser frecuentes en el balompié tricolor.

Arturo Ortiz, el mejor de la zaga auriazul, abrió el marcador con un cabezazo (5′). Así comenzó el sube y baja de emociones en una tarde inolvidable.

 

Seis minutos duró la alegría universitaria porque Roberto Alvarado con buen disparo en jugada de tiro de esquina igualó el marcador. Así iniciaba la tarde del “Piojo”.

En el Olímpico Universitario se juntó un mágico día de Alvarado con una trágica tarde de Jerónimo Rodríguez para firmar un ‘Hat-trick’. Primero dio la vuelta con cabezazo ante la tibia marca del juvenil felino (19′) y puso el 3-1 a a pase de Joaquín Martínez (42′), que superó fácilmente la marca de Rodríguez.

Ya iniciando la parte complementaria, al 46′ Favio Álvarez con gran gol de volea acercó a los felinos. Pumas y CU despertaban.

 

Al 61′ Juan Dinenno sacó un pase razo para que Diogo de Oliveira empujara el balón y empatara un partido ya cardíaco. Cruz Azul siendo Cruz Azul, pero aún faltaba historia en el Olímpico.

Diogo de Oliveira en la recta final (83′) del partido, después de una serie de rebotes, sentenció la victoria felina y dio el boleto al repechaje del Apertura. La casa universitaria era una fiesta incontrolable con 23 mil 500 seguidores sin poder creer lo que veían.

Pumas lo logró y lo volvió a hacer ante Cruz Azul, como en las semifinales del Guardianes 2020. Club Universidad sigue con vida en el torneo. Ambos equipos están en repechaje, pero el momento anímico entre uno y otro es, por ahora, abismal.