Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Las historias de Jorge Campos, en su cumpleaños 54

Aquí algunas cosas que debes saber del histórico exguardameta

Jorge Campos Navarrete, el famoso portero que jugó dos mundiales para México y fue campeón con Pumas y Cruz Azul, cumple 54 años de edad.

Aquí algunas cosas que debes saber del histórico exguardameta.

LOCO GATTI

Cuando César Luis Menotti, técnico campeón del mundo con Argentina en 1978 y entrenador de México en los 90, lo conoció, sólo le dijo: “Usted es el Loco Gatti del Siglo XXI”.

SALIR EN LA TV

Luis García fue expulsado en el juego por los octavos de final ante Bulgaria en el Mundial de Estados Unidos 1994. Cuando se dirigía a los vestidores enfurecido, el delantero fue alcanzado por Campos quien para calmarlo le dijo: “Te vengo a acompañar para salir en la tele y hacerme famoso” .

EL ÑOÑO

Cuando Pumas tenía crisis deportiva y le pedían su opinión sobre quién debía entrenar al equipo, el portero siempre promocionaba a su papá: “Ya les dije que le llamen al Ñoño (así le decía a su padre), pero no me hacen caso… A mí me conviene, siempre me va a poner de titular”.

EL SUEÑO

Con Pumas en un entrenamiento, le dio un balonazo en la nuca a Gerardo Torrado, hoy directivo de la FMF, lo que provocó que se desmayara. Cuando Torrado abrió los ojos lo primero que vio fue la cara de Jorge Campos, quien no le preguntaba si estaba bien, sino.. “¿Qué soñaste, qué soñaste? ¿Soñaste qué ganamos, porque si no ganamos nos echan a todos”.

LA VOLPE

Jorge Campos fue auxiliar de Ricardo La Volpe en el proceso al Mundial de Alemania 2006. La Selección Mexicana hacía una gira por distintas plazas de la República, y en todas estas se llamaba a un jugador del equipo local para “jalar” más al público, pero a La Volpe se olvidaba meter al jugador “especial” y el exportero se acercaba ya cuando agonizaba el juego a decir al técnico muy sutilmente…”mete a este… Mete a este…”. El argentino harto de Campos, le preguntaba: “¿Por qué lo voy a meter?”, y éste contestaba: “Porque aquí juega, y la gente se nos va a echar encima”…
La Volpe a regañadientes, hacía el cambio.