Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Copa del Mundo, un consuelo tras la dura depresión

La situación económica y social en 1986 no era la mejor para México

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 31 (EL UNIVERSAL).- La situación económica y social en 1986 no era la mejor para México. El gobierno entró en un plan de austeridad, algunos líderes políticos terminaron en la cárcel, además del terremoto que azotó a la Ciudad de México, el 19 de septiembre de 1985.
A pesar de eso, se organizó una Copa del Mundo, pero… ¿Sirvió de algo el torneo? ¿Ayudó más allá del futbol?
Javier Aguirre era parte de la Selección Mexicana. El “Vasco” siempre fue un tipo preocupado por lo que ocurría fuera de las canchas. “Podríamos decir que el Mundial sirvió más en el 70 políticamente hablando, porque ocho años antes no sabíamos que íbamos a ser locales, ya que entramos al quite por Colombia, no se pudo utilizar tanto”.
Los tiempos que se vivían no eran los mejores, “habíamos pasado una tremenda crisis con la presidencia de [José] López Portillo, y el Mundial desató una gran alegría, el pueblo estaba ávido de buenas noticias, de olvidarse un poco de todo. En lo futbolístico se hizo un buen papel, quedar en sexto lugar en un Mundial, no cualquiera”.
Aguirre destaca que esa Selección tenía algo especial, “muchos de esos nos convertimos en entrenadores: Fernando Quirarte, Luis Flores, Hugo Sánchez, en fin. Creo que mucho tuvo que ver que éramos dirigidos por grandes como Bora, Mario Velarde, el ‘Capi’ Sanabria, Miguel Mejía Barón. No sé, era gente que teníamos un visión distinta, no éramos aquel grupo de jugadores que sólo juega y se va a su casa. Éramos un grupo de 15 o 18 jugadores que éramos importantes en sus respectivos equipos, líderes y eso se reflejó en la cancha”.