Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Con muchos problemas México derrota a Nueva Zelanda

Pidiendo la hora México venció 2-1 a Nueva Zelanda, con lo que subió al primer lugar del grupo A en la Copa Confederaciones.

SOCHI, Rusia., junio 21 (EL UNIVERSAL).- Pidiendo la hora México venció 2-1 a Nueva Zelanda, con lo que subió al primer lugar del grupo A en la Copa Confederaciones.

El Tri llega a 4 puntos, los mismos que Portugal pero con mejor diferencia de goles.

Chris Wood abrió el marcador para Nueva Zelanda a los 42 minutos, pero en la segunda parte de la mano de Raúl Jiménez a los 53’ y Oribe Peralta a los 72’ dieron la vuelta.

Juego rudo que le costó mucho al equipo mexicano, ya que Carlos Salcedo salió por luxación de hombro y Héctor Moreno también se resintió de una lesión.

Ahora el Tricolor definirá su calificación en Kazán al enfrentarse contra el anfitrión Rusia, el próximo sábado.
Héctor Herrera dijo que la palabra exceso de confianza estaba prohibida en el Tricolor.

La realidad es que aunque no se dijo, la Selección Mexicana sí actuó de esa manera al inicio del juego, actuando como perdona vidas, sin la seriedad que correspondía a un juego de Copa Confederaciones.

Oribe se la pasa riendo, como tomando a broma el juego. Cada balón que recibe y falla lo remata con una gran sonrisa, digna de anuncio de pasta de dientes.

Pero Nueva Zelanda no ríe. Encima, aprieta, golpea, no da pelota por perdida, y México las pierde todas y al sentir el ímpetu del rival quiere competir en lo físico.
Ahí no gana.
Carlos Salcedo se barre y se lesiona el brazo derecho. Los de Nueva Zelanda en vez de detener el juego, en muestra de Fair Play, siguen la jugada. Wood queda mano a mano con Alfredo Talavera, el delantero tira abajo y el portero de Toluca hace una gran atajada.

Pero la acción no termina ahí. Juan Carlos Osorio reclama desesperado, primero al árbitro asistente, después al técnico neozelandés por su falta de juego limpio. La televisión expone mundialmente al colombiano quien grita un “mother fucker” antes de ser detenido por su entrenador de porteros Mario Marín.
La lesión pone aún más nervioso al equipo mexicano, que tiene nulo control de la media cancha y nula seguridad en la salida, por eso Néstor Araujo rechaza al centro, donde Clayton Lewis recupera y de primera intensión filtra la pelota a Chris Wood quien con clase vence, ahora sí a Talavera.

En piernas vacilantes, el Tricolor terminó la primera parte lleno de dudas, lleno de miedos y lleno de desesperación. Los cambios jugaron en su contra.

Héctor Herrera quien se quedó a calentar en el descanso, parecía la solución.

Herrera entra al campo y su presencia se siente de inmediato. Instalado en mariscal el juego mexicano va hacia donde él decide. En cuatro minutos el Tri provoca el peligro que no generó en toda la primera parte, pero en ambas Giovani desperdicia.
Pero siguen los errores atrás. Otra vez Reyes queda colgado y Wood se enfrenta de nueva cuenta a Talavera que lo vuelve a vencer quitándole la pelota de los pies.

Hasta que sucede. Aquino hace túnel en media cancha y enfila al área. Hace la diagonal, pasa a Fabián, quien pasa a Jiménez que en vez de pasar recorta y de media vuelta manda tremendo disparo que vence la estirada del portero Marinovic.
Todo se igualó.

La adrenalina mexicana disminuyó y Nueva Zelanda volvió a apretar el juego. La rudeza se transformó en mala leche.
Para bajar aún más el ánimo Héctor Moreno, quien había entrado por Salcedo, salió lesionado.
Rafael Márquez volvió a la cancha.

Y enseguida Javier Aquino lo volvió a hacer. Desbordó por la izquierda, con la raya de cal por compañera y al llegar a línea de fondo retrasó a Peralta, quien ahora ya sin reírse disparó a primer poste para dar la vuelta en el marcador.
Vuelve a surgir el juego rudo. Marco Fabián es recibido con un codazo de Tuiloma. Osorio se vuelve a desesperar y ahora discute con el capitán Wood.

Márquez hace valer su sabiduría. Enseña los “tacos” cuando es debido. Jala cuando nadie lo ve. Su experiencia da tranquilidad.
Pero no se puede vivir en paz. Thomas revienta el larguero de Tavalera. Damm tiene dos oportunidades para matar y dejar vivir.

Otra vez Aquino desborda y el disparo de Jiménez es detenido en la línea.
Aquino es cazado por las piernas de los jugadores de Nueva Zelanda. Pierde la pelota y Diego Reyes jala a un delantero rival, lo que comienza una bronca en donde Herrera, Fabián, Araujo dan y reciben.

El árbitro asistente en video revisa la jugada y cuando todos pensaban que habría tarjetas de expulsión, sólo Herrera y Reyes son amonestados.

Llega el silbatazo final y Osorio festeja como si hubiera ganado la Copa del Mundo

170621tri 170621tri3 170621tri2
<
>
http://es.fifa.com