Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Una noche para el recuerdo

La mejor pelea posible de la actualidad se llevará a cabo este sábado por la noche con dos hombres en la cima de su...

Ariel Velázquez, enviado

LAS VEGAS, EU., septiembre 16 (EL UNIVERSAL).- La mejor pelea posible de la actualidad se llevará a cabo este sábado por la noche con dos hombres en la cima de su carrera que recordarán que en un gran escenario en sábado por la noche, solo suben al ring el retador uno de la clasificación mundial y el campeón.

“Canelo” vs Golovkin tiene los perfectos ingredientes para convertir el pleito en un clásico del boxeo. Peleadores de mundos diferentes, que crecieron con hambre y se defendieron ante el mundo con sus puños hasta convertirse en monarcas.

Bienvenidos a la supremacía, la cartelera que nos transporta a la época romántica del deporte más dramático.

Durante casi dos años, Gennady Golovkin (37-0, 33 KOs) buscó esta pelea. En el camino destrozó rivales, se hizo de un nombre a 10 mil kilómetros de Kazajistán hasta dominar la categoría de los medianos.

GGG está invicto en 37 peleas como profesional, incluidas 18 defensas que comenzó en 2010 con una victoria de 58 segundos en Panamá. Sólo Danny Jacobs ha escuchado la última campanada en un pleito de campeonato.

Un boxeador siempre listo para la batalla.

Únicamente Bernard Hopkins tiene más defensas en peso medio (20) que Golovkin.

El europeo es una locomotora sin freno cuando va a la ofensiva. Conecta el 40.1 por ciento de los golpes que lanza, la mejor marca entre los peleadores en activo.

Con el 89 por ciento de sus triunfos por nocaut, Gennady Golovkin posee el porcentaje más alto entre los campeones medio de la historia, para superar a Gerald McClellan (89 por ciento) y Kelly Pavlik (81 por ciento).

Un dominio aplastador por parte del kazajo que comenzó a recoger trofeos desde los 11 años de edad y terminó con 400 peleas en su etapa como amateur, que incluye una medalla de plata olímpica.

Este sábado subirá con lo cinturones del Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo.

Por primera ocasión en su carrera, GGG se presenta en la capital del boxeo, en donde después de la era Floyd Mayweather Jr- Manny Pacquiao, gobierna Saúl Álvarez (49-1-1, 24 KOs).

El jalisciense subirá sin títulos, ya no los necesita. “Canelo” es un imán de taquilla entre la comunidad mexicana de Estados Unidos.

Es el lado A del pugilismo. Se embolsará más de 30 millones de dólares este sábado por la noche. Lo que comenzó como una pasión, se convirtió en el negocio de su vida para Saúl.

En México, Álvarez peleó como aficionado, pero se volvió profesional tres meses después de cumplir 15 años para entrar a un mundo de adultos.

“Canelo” tiene pegada, el 67 por ciento de sus triunfos son por nocaut. Ha sobrevivido en un ambiente en el que dejó de ser presa para convertirse en tiburón. A los 17 años, cuando se suponía tendría que usar una careta para combatir en un ring amateur, Álvarez tomó su primera pelea a 12 rounds.

El único tropiezo del mexicano en 51 enfrentamientos sucedió en 2013 ante Floyd Mayweather Jr., el mejor boxeador de las últimas dos décadas.

Desde la derrota, “Canelo”, de 27 años, ha sido despiadado, enfocado en su carrera y creando su momento.

Ha callado críticos al dejar de ser solo un golpeador para convertirse en un boxeador que sabe desplazarse, defenderse y contragolpear.

En el CopperBox, al este de Londres, Billy Joe Saunders defenderá este sábado su título de la OMB mediano, el único cinturón no disponible en Las Vegas.

Pero eso no importa cuando la mejor pelea del año se encuentra a una campanada de distancia.