Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Se les niega ganar ante los suyos

Correr en su país natal es un orgullo para cualquier piloto de Fórmula Uno. La gente lo apoya, el aire que respira da confianza...

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 15 (EL UNIVERSAL).- Correr en su país natal es un orgullo para cualquier piloto de Fórmula Uno. La gente lo apoya, el aire que respira da confianza y el suelo en el que camina es el que lo vio nacer en el automovilismo.

Subir al podio para ver y escuchar a todos los aficionados corear su nombre mientras se baña con la champaña es un recuerdo que se mantiene toda la vida.

Lamentablemente, para los mexicanos, eso nunca ha pasado.
Ningún tricolor ha triunfado en el Gran Premio de México, ni ha podido ubicarse entre los tres mejores. De los cuatro que han corrido sobre la pista del Autódromo de la Magdalena Mixhuca, el que mejor se ha posicionado fue Pedro Rodríguez, en 1968.

El entonces volante de BRM amarró la cuarta posición, en la justa en la que Graham Hill (Lotus) fue el vencedor.

El hermano mayor de los Rodríguez corrió otras siete veces en el autódromo que hoy lleva su apellido. Abandonó en un par de ocasiones (1963 y 1966), en el resto se mantuvo en el top 10.
El otro mexicano que disputó el Gran Premio en la capital fue Moisés Solana. El también fallecido piloto estuvo en seis competencias tricolores, aunque abandonó más carreras de las que terminó. Su mejor puesto fue el décimo.

Sergio Pérez tendrá una nueva oportunidad este 29 de octubre en la pista capitalina.
El volante de Force India ha fracasado en sus primeras presentaciones ante su pueblo. En 2015, el tapatío llegó octavo; el año pasado, arañó el top 10. Ningún resultado ha sido del agrado de “Checo”, desesperado por buenos resultados para su gente.

El último mexicano que corrió en el Autódromo Hermanos Rodríguez fue Esteban Gutiérrez, en la temporada, para Haas.

El regiomontano no tuvo una buena carrera y apenas pudo cerrar en el sitio 19 entre 22 que competían.