Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Revelan documentos de Phelps

Michael Phelps parece estar atado a un patrón preocupante.

El Universal

Éxitos sin precedentes en la piscina, seguidos por problemas fuera del agua.

El atleta olímpico más condecorado en la historia encara por segunda ocasión cargos por conducir en estado de ebriedad tras ser arrestado el martes por la madrugada en su ciudad natal Baltimore, donde según la policía conducía casi 64 kilómetros por hora (40 millas por hora) por encima del límite de velocidad, y no pudo realizar satisfactoriamente las pruebas de sobriedad. Tampoco superó una prueba de aliento.

Los documentos publicados en internet señalan que los cargos incluyen conducir en estado de ebriedad, manejar bajo la influencia de alcohol, y manejar un vehículo bajo la influencia de alcohol. Los documentos judiciales no mencionan el nombre del abogado defensor ni una fecha para la audiencia en corte.

Los cargos son un balde de agua fría para el regreso de Phelps a las competencias, que parecía tan prometedor hace poco más de un mes cuando ganó tres medallas de oro y dos de plata en el Campeonato Pan Pacific en Australia.

“Entiendo la gravedad de mis actos y acepto toda la responsabilidad”, dijo Phelps en un comunicado. “Sé que estas palabras no significan mucho ahora mismo, pero estoy muy apenado con todos a los que he decepcionado”.

La disculpa sonó bastante parecida a las que ofreció después de otro arresto por manejar borracho hace una década, al igual que cuando un tabloide británico publicó en 2009 una foto en la que aparecía utilizando una pipa de marihuana.

Es muy pronto para saber si el ganador de 18 medallas de oro en Juegos Olímpicos encarará alguna sanción de la federación estadounidense de natación, que no lo castigó en 2004, pero lo suspendió por tres meses después del incidente de la foto.

“Las noticias relacionadas con Michael Phelps y sus acciones son decepcionantes y sin duda serias”, indicó el organismo en un comunicado. “Esperamos que nuestros atletas se comporten responsablemente dentro y fuera de la piscina”.

El Comité Olímpico Estadounidense tuvo una reacción similar. Su director ejecutivo Scott Blackmun señaló que el organismo estaba “sorprendido” por el arresto de Phelps y “desilusionado en varios sentidos”.

Phelps fue acusado por manejar a exceso de velocidad y cruzar líneas dobles en el túnel Fort McHenry en la autopista 95 en Baltimore, según la policía de tránsito de Maryland.

Si es hallado culpable por el cargo de manejar bajo la influencia, encara una condena máxima de un año en cárcel, una multa de mil dólares y la pérdida de su licencia de conducir por seis meses. Según la ley de Maryland, el caso más reciente no es considerado como reincidencia porque su primer delito por manejar bajo la influencia fue hace más de cinco años.

Phelps podría enfrentar problemas con sus patrocinadores, aunque no hubo indicios inmediatos de que alguna compañía lo vaya a dar de baja, como hizo Kellogg Co. en 2009.

“Es demasiado pronto para saber”, dijo Ron Rockwell, director ejecutivo del nuevo patrocinador de trajes de baño de Phelps, Aqua Sphere. “En general lo estamos respaldando. Tenemos que esperar a ver qué pasa. Este no es un asunto que nos haga descartar nuestra relación, a menos que nos enteremos que sucedió algo más”.

Phelps también tiene contratos con Subway, Under Armour, Omega y Master Spas, entre otras compañías.