Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Los tres capitalinos que buscan un lugar en los Diablos Rojos del México

Yael Romero, Carlos Castellanos y Víctor Morales buscan empezar una nueva historia de peloteros capitalinos con la franela escarlata

A pesar de la tradición de más de 80 años que presumen los Diablos Rojos en el deporte profesional, pocos peloteros nacidos en la Ciudad de México suelen aparecer en el roster infernal. El más reciente ha sido Iván Terrazas, veterano de mil batallas en los diamantes que se acerca a su retiro.

Yael Romero, Carlos Castellanos y Víctor Morales buscan empezar una nueva historia de peloteros capitalinos con la franela escarlata, y empezarán a hacerlo en la Liga Invernal Mexicana, que inicia este martes en el Estadio Alfredo Harp Helú.

“El punto muchas veces es saber buscar, porque en una ciudad de millones de habitantes debe de haber jugadores de calidad, aquí el punto clave es buscar bien y encontrarlos. Aquí tenemos a tres jugadores que van a representar a su ciudad y que para ellos y sus familias y amigos es una experiencia sumamente especial”, comparte Jorge del Valle, Gerente Deportivo de los Diablos Rojos. “Queremos que los jóvenes y niños de la ciudad vean que hay jugadores de la ciudad y se conviertan en una motivación para ellos”.

 

Los pingos elegidos, dos jugadores de campo y un lanzador, iniciaron su camino en ligas de la CDMX y crecieron viendo al equipo, del cual ahora forman parte.

“Es un orgullo representar al equipo de mi ciudad, es una gran oportunidad de disfrutar más el juego con mi familia, con mi gente”, acepta Yael Romero, quien formó parte de la Liga Petrolera y Lindavista, desempeñándose como primera base. “Varias veces vi jugar a los Diablos en el estadio y nunca me imaginé que ahora yo iba a estar aquí para jugar en uno de los estadios más bonitos del país”.

Romero ya tuvo al oportunidad de jugar en el Harp Helú, pues participó en la ‘Copa Juntos por México’ en 2020, y ahora la expectativa en este torneo es hacerlo pero con aficionados en las tribunas, donde sabe que verá a sus papás.

Este mismo sentimiento lo comparte el lanzador Víctor Morales, quien después de haber crecido en la Liga Anáhuac, firmó con los Diablos Rojos a los 17 años y ahora con 19 estará en el parque de pelota de la ciudad donde nació. “Se siente muy padre estar aquí, porque es el equipo de la ciudad en la que vivo, estoy en mi casa. Mis papás estaban muy contentos y emocionados al saber que llegué a la organización, primero con Guerreros y después con Diablos, porque llegué al equipo de la ciudad donde vivimos y me podrán venir a ver a estos juegos”.

Mientras que el infielder Carlos Castellanos, se prepara para dejar una huella, igual que lo hizo en los campos de la Liga Maya. “Va a ser emocionante ver que vengan al estadio compañeros con los que jugué, es una de las cosas que más agradezco a los Diablos, el que me esté brindando esta oportunidad y quiero disfrutar mucho esta experiencia”.

Los Diablos Rojos del México iniciarán este martes la edición 2021 de la Liga Invernal Mexicana, cuando reciban de martes a jueves al combinado de Veracruz-Yucatán.