Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Los crueles resultados en la autopsia de Kobe Bryant

Los informes de la oficina forense brindaron en una mirada clínica la brutalidad del accidente

El piloto que llevó a Kobe Bryant y otros siete a un torneo de basquetbol juvenil no tenía alcohol ni drogas en su sistema, y los nueve sufrieron lesiones fatales inmediatas cuando su helicóptero se estrelló contra una ladera a las afueras de Los Ángeles en enero, según las autopsias publicadas el viernes.

Los informes de la oficina forense del condado brindaron en una mirada clínica pero sin adornos sobre la brutalidad del accidente, describiendo huesos rotos, partes del cuerpo desmembradas y un hedor de combustible en lo que quedaba de ropa que se quemó.

Bryant, una de las figuras deportivas más populares de Los Ángeles y una celebridad en todo el mundo, tuvo que ser identificado por sus huellas digitales después de que su cuerpo fuera encontrado en la tierra fuera de los restos del helicóptero.

El informe gráfico dejó en claro: Bryant y los pasajeros casi con seguridad murieron en un instante debido a un trauma contundente.

“Estas lesiones son rápidamente, si no instantáneamente, fatales”, escribió Juan Carrillo, médico forense adjunto, en el informe de Bryant.
 

Gianna, su hija de 13 año de edad, llevaba puesta la camiseta para jugar esa mañana, con la palabra “Mamba” en la parte delantera y su apellido en la parte posterior.

Bryant se dirigía desde el Condado de Orange al torneo de su hija en su Academia de Deportes en Thousand Oaks en la mañana del 26 de enero. El grupo, incluido uno de los entrenadores de su hija y dos de sus compañeros de equipo, se encontró con una espesa niebla en el Valle de San Fernando de Los Angeles

Zobayan, un piloto experimentado que a menudo volaba Bryant, trepó bruscamente y casi había logrado atravesar las nubes cuando la nave giró bruscamente a la izquierda y se sumergió en las colinas cubiertas de hierba cubiertas de robles.

Cuando tocó el suelo, el helicóptero volaba a unas 296 kilómetros por horas y descendía a una velocidad de más de 4 mil pies por minuto. El impacto causó un cráter y escombros dispersos sobre un área del tamaño de un campo de futbol americano en las colinas de Calabasas. Las llamas envolvieron los restos, pero se determinó que las quemaduras en los cuerpos ocurrieron después de la muerte.

El cuerpo de Bryant fue encontrado en un lado de los restos, y el de su hija en un barranco en el lado opuesto.
`
La autopsia notó un tatuaje de una corona en su hombro derecho, arriba de donde estaba impreso el nombre de su esposa, Vanessa. En el brazo derecho inferior estaban los nombres de tres de sus cuatro hijas: Bianka Bella, Natalia Diamante y Gianna Maria-Onore, la hija que murió con él.