Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Linda Ochoa va por preseas en 2018

Tras no conseguir una medalla en el Campeonato Mundial que se realizó en nuestro país, Linda Ochoa busca sacarse la espinita y subir el...

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 18 (EL UNIVERSAL).- Tras no conseguir una medalla en el Campeonato Mundial que se realizó en nuestro país, Linda Ochoa busca sacarse la espinita y subir el podio en la justa del orbe de tiro con arco bajo techo.

La tapatía encabeza al representativo nacional que participará en la competencia a desarrollarse en febrero de 2018. “Aunque no fue un año perfecto, aprendí mucho. Me encantó cerrar el año con una nueva marca nacional porque vienen buenos retos como el Mundial en Estados Unidos y los Juegos Centroamericanos en Barranquilla. Ojalá pueda conseguir medalla en ambas competencias”, comentó.

Vivir y entrenar en Estados Unidos desde hace varios años ha sido fundamental en el crecimiento de la arquera.
“Afortunadamente, he recibido mucho apoyo y se ha demostrado en mis resultados porque me encuentro entre los mejores de mi especialidad. Hay mucho que trabajar todavía aún pero voy por buen camino, de la mano de mi entrenador Fernando Becerra, quien me guía desde México vía online”, comentó la deportista quien ha competido en ocho campeonatos mundiales.

Al ser multimedallista en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Ochoa es una de las candidatas a subir al podio en la justa regional. “A mediados de año logramos las plazas para México, ya sólo falta ponerle mi nombre para sumar algunas preseas más. Será muy importante contribuir para que México se adueñe del primer lugar del medallero y le dé pelea a Colombia y Cuba.

Con sus altibajos, Linda se ha mantenido entre las mejores de la especialidad durante la última década; un logro nada sencillo con la llegada de las nuevas generaciones. “Siempre hay que mantenerse informados de las innovaciones en mi deporte, conocer los nuevos arcos, las nuevas reglas y, principalmente, tener confianza en uno mismo”.

Linda no es más aquella tímida atleta que debutó en una justa del orbe en 2003. “Aunque mantengo los nervios y la emoción al competir, ahora manejo mejor mis emociones durante los momentos de tensión y eso ayuda bastante”, finalizó.