Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Julián Ornelas aprieta la rehabilitación para no rezagarse con los Diablos Rojos del México

Después de sufrir una fractura en la muñeca, el jardinero sabe que debe ponerse a punto rápido para ser protagonista en la novena escarlata

A pesar de que no puede hacer aún sesiones de bateo, Julián Ornelas, pelotero de los Diablos Rojos, está satisfecho con la rehabilitación que ha tenido en su muñeca izquierda, misma que se fracturó jugando con los Charros de Jalisco en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

“Hasta ahora me he sentido muy bien. Sigo en la rehabilitación que va avanzada y me siento cada día mejor. La verdad no esperaba sentirme tan bien como hasta ahora me siento, pensaba que iba a tomarme un poco más de tiempo pero el proceso va por buen camino”, comparte emocionado.

Y es que el jardinero sabe que con nuevo manager en la novena y un proyecto renovado, no puede tardarse mucho en estar disponible para jugar. “Solo me falta estar en la práctica de bateo ya que el resto ya lo he hecho. Ya me falta poco para poder batear y eso me emociona mucho”.

Hay varias caras nuevas en la zona que Ornelas suele cubrir. Se trata del venezolano Ramón Flores, el japonés Tomo Otosaka y el estelar Alex González; además de Jesús Fabela, quien se mantiene en la novena, por lo que perder mucho terreno puede ser una desventaja.

Diablos siempre se ha caracterizado por tener jugadores de calidad en todas las posiciones y ahora tenemos eso en el jardín. Entre todos nos estamos apoyando para sacar lo mejor de cada uno. Desde el primer día del entrenamiento sabíamos a lo que venimos y hemos estado cumpliendo con el plan de trabajo. Hemos tenido mucha armonía en el equipo y creo que vamos por buen camino”, advierte.

 Julián, quien debutó en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) con los Diablos Rojos en la temporada 2017, jugando en 2018 y 2019 con los Guerreros de Oaxaca, volvió en 2021 a la escuadra capitalina, con la que participó en 50 juegos, bateando para un .295, con seis home runs, 40 producidas y 25 anotadas.

Los Diablos Rojos continúan su pretemporada en el Estadio Alfredo Harp Helú, y este miércoles viajarán a Laredo, donde tendrán sus tres primeros juegos de práctica, que serán frente a los Tecolotes de los Dos Laredos. Estarán de vuelta la siguiente semana, para arrancar el martes 5 de abril el torneo Interliga recibiendo a los Toros de Tijuana.