Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El precio de ser el segundo piloto de una escudería en la Fórmula 1

Es aquí donde entra esa famosa frase que dice: "Lo importante no es llegar, sino mantenerse". Y el mantenerse, en un lugar como la...

Llegar a la Fórmula 1 no es fácil, cuando se logra, ser protagonista tampoco es sencillo, es una combinación de buenas estrategias, un buen equipo de trabajo, una detallada preparación y sobre todo talento a la hora de subir al monoplaza.

Básicamente el automovilismo es un mundo donde la competencia es parte del día a día, como si fuera un requisito para sobrevivir ahí, y la máxima categoría, la F1, no es la excepción.

Es aquí donde entra esa famosa frase que dice: “Lo importante no es llegar, sino mantenerse”. Y el mantenerse, en un lugar como la Fórmula 1, vaya que es una tarea muy complicada, pero no imposible.

En esta categoría, sólo para recordar, las escuderías tienen a dos piltos que en cada Gran Premio salen a buscar puntos, pero no sólo para ellos mismos, sino para el equipo, aunque muchas veces entre los coequiperos hay una lucha intensa, misma que deja evidencia de la lucha interna que existe

Entonces entramos al tema: El costo de ser el segundo piloto de una escudería de la Fórmula 1

Algo que no es sencillo, que puede provocar envidias, enojos y que pocos logran entender al estar en ese segundo asiento en los equipos de la F1.

El piloto dos de una escudería sabe que antes de él hay uno arriba, uno al que el equipo le pondrá mejoras en su monoplaza, que tendrá más los reflectores, que conseguirá las mejores estrategias durante las carreras, al costo de recibir duras críticas si su trabajo no se logra con éxito.

Y uno de los ejemplos más claros en los últimos años fue lo que sucedió en Mercedes con Valtteri Bottas. El piloto finaldés, pese a la buena amistad que formó con el multicampeón Lewis Hamilton (piloto uno de dicha escudería), protagonizó duros combates en la pista con el inglés, en busca de podios, de poles y de estrategias, que sin duda ponían con los pelos de punta a los directivos de este equipo.

 

Por otro lado, quien sufrió demasiado por este tema fue Red Bull, la escudería austriaca que hoy vive la gloria en lo que va de la temporada 2022, sufrió por algunos años gracias a la rivalidad que nació entre sus dos pilotos, al grado de tener choques en plena competencia, cuando Daniel Ricciardo y Max Verstappen querían una mejor posición.

Pero lo cierto es que el equipo de la bebida energética ha trabajado con el neerlandés para llevarlo a ser un constante campeón de la F1, algo que logró ya en el 2021.

Y ese campeonato de Max fue también gracias al trabajo que desarrolló el mexicano Checo Pérez en su primera temporada con este equipo.

Poco a poco el tapatío fue afianzando su lugar, su primera renovación y su relación con Verstappen.

Para este 2022, un episodio que quedó marcado fue cuando Red Bull le pidió a Pérez dar espacio al neerlandés para que lo pasara y lograra la victoria en el Gran Premio de España 2022.

En el momento, Pérez estaba molesto, pese a cerrar segundo y subir al podio en Cataluña, por la radio el mexicano aceptó la decisión pero sentenció con un “está bien por el equipo pero más tarde tenemos qué hablar”.

Ya con la cabeza más fría y con la intención de no generar polémicas, se explicó que los cambios en neumáticos para el europeo le permitían tener un mejor cierre de carrera que el de Guadalajara.

Aunque bien es cierto que también el piloto dos encuentra libertad, algunas veces, para ser protagonista, como la historia que vivió Checo en Mónaco, donde el equipo, al verlo mejor le dio una buena estrategia que le permitió finalizar en primer lugar.