Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Día Nacional de Lucha Libre: Celebración que no ha cambiado la realidad de este deporte

En abril del 2019 la Cámara de Diputados aprobó el 21 de septiembre como el 'Día Nacional de la Lucha Libre'

En abril del 2019 la Cámara de Diputados aprobó el 21 de septiembre como el ‘Día Nacional de la Lucha Libre’, una iniciativa que se propuso tres años antes y que según algunos de sus protagonistas, no ha cambiado la realidad de los profesionales de esta disciplina en México

“Hay que tomar las cosas como son. Desde mi punto de vista, el gobierno usa lo popular que es la lucha libre para hacerse publicidad, pero en realidad no ha hecho nada por la lucha libre”, señaló Fuerza Guerrera, quien por más de cuarenta años ha dejado sudor y sangre sobre los enlonados.

Así que desde su experiencia, identifica bien lo que hace falta en el gremio. “La verdad es que es un día como cualquiera y no le veo ningún sentido porque como luchador no recibimos nada. Hay compañeros enfermos que no tienen apoyo, que están olvidados. Para eso (ayudarlos) debería servir un día como este”.

Tiene claro que el deporte de los costalazos sobrevive por el esfuerzo de quien lo practica y no por el amparo de alguna autoridad. “No ha aportado nada, el luchador y los que forman parte de la lucha libre son los que aportan. El gobierno no hizo nada a partir de eso para mejorar las condiciones de trabajo de los luchadores”.

En otra esquina, y desde otra trinchera luchística, ubicada en Torreón, Coahuila, el Halcón Suriano Junior acepta que es agradable contar con un día en su honor, pero coincide en la necesidad de hacerlo valer para mejorar las condiciones del gremio.

“Es muy bueno que se nos reconozca, pero tenemos que hacerlo un poco más notorio. Es gratificante que el gobierno decrete una fecha como tal para nosotros, pero no hay un cambio, es un día más en el calendario y no hay avance o mejoría en nuestra realidad como luchadores”.
Y es tajante respecto al festejo. “Solo a los que les gusta el ‘figureo’ ahí estarán celebrando, pero laboralmente es lo mismo desde hace mucho tiempo. Hay que mejorar las condiciones de trabajo, desde un vestidor digno, gastos de seguros médicos, pagos más justos, que no se nos trate como un payaso o una botarga, que se nos trate con la seriedad que debe ser al luchador”.

Una responsabilidad compartida y en la que el gladiador también tiene mucho por hacer. “Como luchadores tenemos que darnos el valor que merecemos, porque somos los que nos arriesgamos físicamente, exponemos la vida y si no hacemos que se respete eso, es muy difícil. Es un trabajo de ambas partes, de los promotores y de los luchadores”.

En su caso, ser parte del elenco del Consejo Mundial de Lucha Libre, es una ventaja. “En el CMLL se nos respeta y valora, pero es triste ver cómo es el trato en el terreno independiente, es un trato muy pobre, se necesita más calidad en todas las condiciones para realizar tu trabajo”.

Experiencia que conoce la luchadora Starfire, quien ha trabajado tanto en el CMLL como en la Triple A y ahora, está de regreso entre los independientes. “Siendo honesta, ni siquiera sabía que había un día del luchador, ojalá que se le diera un mayor valor a nuestro trabajo. Creo que la lucha libre en México es algo más que un deporte, es cultura y era justo que tuviéramos un día, porque somos los que representamos a la lucha libre. Y por esa razón, debería pesar más en las condiciones que tenemos como profesionales”.

“Ser luchador es un trabajo informal”, lamenta. “En el que por ejemplo, no tenemos seguro médico y exponemos nuestra integridad física, así que sería bueno que nos tomaran más en cuenta y existiera más apoyo. Cuando estás en una empresa, tienes seguridad porque te respalda si te lastimas. No tienes que estar batallando con promotores, porque muchos no cumplen con lo prometido. Al estar en una empresa tienes trabajo y por fuera corres con tus gastos y arreglas tu garantía (pago)”.

Un rezago que en una época de contingencia como la actual, en la que la falta de trabajo abruma a los protagonistas de los costalazos, agudiza la necesidad de un verdadero impulso. “De los deportes, la lucha libre ha sido muy afectada por la contingencia y la mayoría de los luchadores solo nos dedicamos a esto. Ha sido difícil y quisiéramos tener un apoyo más allá de los halagos”.