Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Andrés Nocioni se retira: “Me voy antes de que me echen”

El jugador argentino se marcha de las duelas tras casi 20 años como profesional

El jugador de baloncesto argentino Andrés Nocioni, del Real Madrid, anunció hoy su retiro al final de la presente temporada después de 18 años de una brillante carrera profesional que quedó marcada por su excepcional capacidad para competir.

“Me retiro, me voy antes de que me echen”, confirmó Nocioni, de 37 años, en una carta publicada en su cuenta de Twitter.

El argentino reconoció implícitamente que detrás de su decisión está su incapacidad física para hacer frente a las exigencias asociadas a su carácter ganador.

“No quiero que me cobren más faltas técnicas ni pagar más cenas de equipo. Debo progresar. Basta de pelear con rivales, basta de noches sin dormir por victorias con angustia o derrotas que son puñales. Se terminó, pretendo mejorar mi conducta. Y como tengo claro que no podré cambiar mi temperamento jamás, me retiro”, relató.

Todavía con enormes retos para esta temporada, el campeón olímpico de Atenas 2004 se despedirá del baloncesto en la elite y tras una trayectoria impecable.

Después de destacar en Argentina, Nocioni llegó a la Liga española en 1999 para jugar en el Tau Cerámica (actual Baskonia) y en 2004 inició su aventura en la NBA, donde jugó en equipos como Chicago Bulls, Sacramento Kings y Philadelphia 76ers.

En 2012 regresó a Vitoria para jugar dos temporadas más en Baskonia y en 2014 firmó por el Real Madrid.

Cuando muchos pensaban que llegaba al conjunto blanco ya de retirada, se convirtió en una pieza capital para su técnico, Pablo Laso, y en 2015 fue nombrado MVP de la final de la Euroliga que conquistó el Real Madrid.

Durante su carrera de clubes, Nocioni ganó tres Ligas ACB -dos con el Real Madrid y una con Baskonia-, una Euroliga, cinco Copas del Rey, una Copa Intercontinental y una Supercopa de España.

Con la selección argentina, el alero nacido en la ciudad de Santa Fe logró los mayores éxitos del baloncesto albiceleste con las conquistas de un oro olímpico en Atenas 2004, una plata mundial en Indianápolis en 2002 y una medalla de bronce en los Juegos de Pekín en 2008.

Nocioni fue junto a Emanuel Ginóbili y Luis Scola uno de los pilares de la llamada “Generación Dorada” del baloncesto argentino, un equipo marcado por su orgullo competitivo más allá de capacidad técnicas o atléticas.

El Real Madrid convocó mañana a los medios para un acto en el palco del Santiago Bernabéu en el que, además del propio Nocioni, estarán el presidente del club, Florentino Pérez, y todo el plantel del primer equipo de baloncesto.

“Después de tantas batallas, he decidido dejar de reventar la botella de agua contra el piso cada vez que me sustituyen, mojando a compañeros, asistentes y plateístas de primera fila”, bromeó el argentino en su carta.

Y añadió: “Hasta acá hemos llegado, amigos. Ha sido un camino largo, repleto de piedras, luces, empeño y también grandes satisfacciones. Pero de algo estoy seguro: valió la pena transitarlo”.

Para Nocioni, resulta un orgullo marcharse en la cima, perteneciendo a un club que lucha por todo y que todavía le reserva minutos importantes por más que haya partidos en los que no actúe.

“Fui siempre honesto y entregué mi corazón en cada club en le que estuve. Dejo el básquet de la manera en la que yo quiero dejarlo: compitiendo en el más alto nivel de Europa y en un club de máxima jerarquía mundial”, resumió.

Y no dejó un mal resumen de lo que significó su paso por las canchas: “Viví como jugué”.