Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Amapola echará mano de su experiencia, para volver a ser campeona

Aliada a La Metálica, se miden este viernes con La Jarochita y Lluvia, en la Arena México

El difícil camino que han recorrido las luchadoras mexicanas en los cuadriláteros, tendrá este viernes un premio especial a su esfuerzo, cuando cuatro ‘Amazonas’ del CMLL, se disputen los campeonatos nacionales de parejas, que de esta manera volverán a la circulación después de más de veinte años.

La Arena México será el escenario de la batalla, un lugar en el que durante mucho tiempo estuvieron desterradas las gladiadoras, pero donde desde hace más de una década, un grupo de valientes se rifan el físico en busca de mejores lugares. Han sorteado todo tipo de obstáculos y el momento de disfrutar parece haber llegado.

La experimentada Amapola es una de las sobrevivientes en esta aventura, así que al ser parte del combate, sale como favorita, y no rehuye a esa responsabilidad.

“Sí, tenemos un alto porcentaje de posibilidades de llevarnos el campeonato de parejas, pero en la lucha libre nada está escrito y todo puede cambiar en un segundo. Tengo confianza en La Metálica, ha sacado la casta, siguiendo los consejos, fuimos paso a paso hasta la final y vamos seguras de lo que somos capaces”, advierte la malosa.

Y vaya que sabe de qué se trata una lucha de campeonato, ya que ostenta el récord de más defensas del cinturón avalado por el Consejo Mundial de Lucha Libre, logró 25 entre el 2007 y el 2011.
En las rivales, reconoce avances y un grado de experiencia que las hace peligrosas. “No se compara a lo que llevo yo, pero sí cuenta lo que saben. Aquí no importa juventud ni experiencia, tenemos que darlo todo para salir como campeonas de parejas”.

Unos cetros que significarán mucho para las ganadoras, han estado durante más de veinte años sin disputarse y tenerlos “será un impulso muy grande a nuestras carreras. Que el CMLL retome este campeonato, es una oportunidad para todas y un reconocimiento a todo el sacrificio que hemos mostrado en nuestras carreras, tanto en el gimnasio como en las funciones”.

Recuerda que en sus inicios, fue duro enfrentar a las luchadoras que estaban en ese momento arriba, pero ese roce la forjó. “Si no me hubiera costado, no sería lo que soy. No es que ahora quiera desquitarme con las jóvenes, pero sé que a las nuevas luchadoras les servirá más batallar para obtener el éxito. Tienen que aprender a obtener las cosas por su propio esfuerzo”.

Así que a sus jóvenes rivales, les advierte que pasarla no será nada sencillo. “En estos duelos siempre saco la casta, así que será difícil que nos rindan. Ellas han evolucionado bastante como luchadoras, a su estilo, dejaron a grandes en el camino. Pero el nivel tienes que demostrarlo en cada función, así ha sido desde que regresó la lucha libre femenil a la Arena México. Ser campeona ahora, lo veo como un plus en mi carrera, la ‘cereza en el pastel’, aunque no hay que ‘cantar victoria'”.

Y es que tiene que aceptar que la lucha ha cambiado, antes era más seca, recia, a ras de lona. “Las chicas ahora son más fitness, pero aunque evolucione, la finalidad de la empresa (CMLL) es mostrar el lado tradicional”. Y en eso, sus enemigas de esquina no se le acercan.