Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

¿Un nuevo rebaño?

Chivas, un equipo de trascendencia; históricamente ganador; rico en títulos, pero más en historias que sobreviven de generación en generación

El Universal/Inés Sainz

Chivas, un equipo de trascendencia; históricamente ganador; rico en títulos, pero más en historias que sobreviven de generación en generación; digno de ser nombrado uno de los “grandes” de nuestro país, cuya afición no basa sus principios sólo alentada en las buenas, sino sintiendo una pasión por su equipo que corre entre sus venas, y aunque esa afición es fiel ya no tiene el poder de convocatoria ni de crecimiento como en otras épocas, gracias a que hoy por hoy sufre de malas decisiones y que ha sido tristemente arrastrada a la debacle de sus jugadores y cuerpo técnico.

¿Qué hacer cuando una marea se lleva la ilusión, cuando ya no existe fe, cuando las esperanzas se reducen al mínimo, cuando en el cuerpo ya no se produce emoción alguna por ver al Guadalajara saltar a la cancha, cuando se es constantemente víctima de las burlas y cuando cada una de las decisiones tomadas resultan ineficientes?

Hay dolor en sus aficionados, es un hecho; hay coraje, ahora más que nunca; hay desilusión como nunca antes; hay sentimientos encontrados, sin duda alguna. En fin, todos los sentimientos de desesperanza reducidos en un penoso decimoquinto lugar en la tabla general con una pobre cosecha de 10 puntos. Cualquiera pensaría… ¿podría ser peor?

Dieciocho nombres en la lista, dieciocho hombres que han pasado por la guillotina en algo que parece interminable cuando se trata de nombrar a las víctimas del banquillo tapatío desde que Jorge Vergara se asentó como la máxima cabeza del proyecto que sigue sin dar los resultados esperados.

Gente muy reconocida no sólo en México sino en el ámbito del futbol internacional ha llegado con la firme encomienda de enderezar el camino, pero así como llegan se van, con las manos vacías y generalmente dejando entrever las anomalías que sólo las paredes de Verde Valle guardan en secreto.

Hoy un nuevo reto está puesto sobre la mesa, el que presidirá Néstor de la Torre como presidente Deportivo, un directivo que conoce como la palma de su mano las entrañas del Rebaño Sagrado, que vuelve para enorgullecer al equipo que dejó en 2009 por aventurarse en la Comisión de Selecciones Nacionales.

No hay ninguna duda de que el cariño por la institución lo tiene, al igual que el conocimiento para sacar adelante un barco que parece sumergirse conforme pasan los torneos, y que posee una clara identificación con el cuadro de la Perla Tapatía. Ahora habrá que ver si desde arriba le otorgarán la libertad para trabajar, asumiendo los riesgos que esto conlleve, pues hasta el momento nada de lo que se ha intentado cambiar ha dado buenos frutos.

Por ello, a los aficionados de Chivas les pregunto: si estuviera en sus manos, ¿qué harían para cambiar el rumbo de esta institución?

Creo que es una pregunta difícil, pero debe existir una solución para uno de los principales clubes del país.