Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Nos hizo falta en el mundial

El equipo tricolor, que tiene mucho corazón, hizo la hombrada de ir a derrotar a domicilio a la Naranja Mecánica

El Universal/Eduardo Brizio

El equipo tricolor, que tiene mucho corazón, hizo la hombrada de ir a derrotar a domicilio a la Naranja Mecánica, de la mano de Carlos Vela, quien se destapó con dos pepinillos dejando constancia de la calidad y buen futbol que tiene en los botines.

El hecho de que el también llamado ‘Carlos V’ —a la usanza del famoso chocolate emperador— se haya “dignado” por fin a ponerse la camiseta de la Selección Nacional, ha dividido a los aficionados en tres grandes campos hostiles.

Primeramente en aquellos a quienes defendían la postura del ‘Bombardero’, afirmando que estaba en su derecho de no querer responder a las convocatorias y que ahora que regresó están de plácemes, luego de la gran actuación brindada por el atacante en la Arena de Amsterdam.

Después están los que tenían un gran resentimiento en contra del goleador de la Real Sociedad por sus constantes negativas a integrar al llamado ‘equipo de todos’. Quienes sentían que nos había dejado morir solos en la Copa del Mundo de Brasil 2014, que lo catalogaban de arrogante y hasta de mal mexicano, pero que, ante el conjuro que significaron los dos goles anotados por Carlitos, en un país sin memoria, no solamente le han otorgado el indulto, sino que ahora cantan voz en cuello: “Mexicanos al grito de Vela”.

Finalmente estamos quienes aún no hemos perdonado al ‘chocolate emperador’. Quienes necesitamos un poco más que el hecho de marcar dos goles, obligado por los estatutos y reglamentos, para hacernos el favor de acudir a una convocatoria. A quienes nos hubiera gustado escuchar de su propia boca dar una explicación convincente y, por qué no, ofrecer una disculpa. Que lejos de esconderse de los medios, aplicando la ‘ley del hielo’, hablara, destacando el orgullo y el significado de enfundarse en la playera nacional, comprometiéndose a estar siempre disponible para el Tri, de cara a los próximos compromisos que tendrá el conjunto que hoy dirige el ‘Consorte de la Liendre’.

Por ahí he escuchado que muchos afirman que el quintanarroense “tapó bocas”. La verdad sea dicha, no sé a quién; digo, hasta donde yo entiendo, nadie, pero absolutamente nadie, dudaba de su calidad balompédica; lo que se criticaba acremente era su actitud, que por cierto, no ha cambiado mucho que digamos. Por eso, menos comprendo a todos aquellos que lo han exonerado;  una vez que ratificó que es un goleador nato, más coraje me da, porque nadie puede negar que… nos hizo falta en el Mundial.