Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Messi, el hombre de las 401 glorias

Cuatrocientos uno es una cifra que se dice fácil, pero que cuando hablamos en términos de deportes, y en específico de goles en el...

El Universal/Inés Sainz

Cuatrocientos uno es una cifra que se dice fácil, pero que cuando hablamos en términos de deportes, y en específico de goles en el futbol, definitivamente no es obra de la casualidad. Justo cuando más exige el acérrimo rival y cuando las comparativas entre los dos mejores jugadores del mundo —Lionel Messi y Cristiano Ronaldo— se hacen más frecuentes y van llenas de complejidad y debate, Messi vuelve a hacer de las suyas para demostrar que si bien, su equipo estuvo en el ojo del huracán y apenas comienza a revivir lo mejor de sí, él está dispuesto a darlo todo con tal de ver nuevamente por todo lo alto a los suyos, y qué mejor que hacerlo teniendo un magnífico desempeño individual.

Cuatrocientos un goles (según la estadística oficial de la FIFA) que saben a gloria, que van acompañados de entrega, sacrificio y sobre todo dedicación. Si hay una frase que define al delantero argentino es definitivamente nunca conformarse con lo que tiene enfrente.

Leo, una vez más supera las barreras de lo imaginable y del tiempo, pues cada vez que toca el balón, los minutos se congelan y toda la atmósfera gira en torno de él; su magia encanta a cualquiera que lo ve tocar el balón, parecería que tiene un imán en sus zapatos, que hasta el más pesado de los balones y el más ríspido césped se rinden ante sus pies, sin dar cabida a los permisos.

Su ligero físico supondría para algunos una seria desventaja –incluso lo fue durante su niñez—, pero Messi es de los hombres que saben sacarle provecho a todo; conduce, regatea, engaña, traspasa el sinfín de piernas que quieren evitar que su talento rompa las redes y finalmente, regala alegría con cada anotación que levanta a los aficionados de sus butacas. Es un jugador difícil de predecir, que siempre tiene algo nuevo que mostrarnos y en cuya mente no hay espacio para rendirse.

Sus dos goles ante el Granada lo vuelven un futbolista aún más histórico todavía: 401 anotaciones en su carrera profesional, sumando los obtenidos tanto con el conjunto culé, como los que han hecho estallar a los argentinos en partidos donde ha portado con gran orgullo el uniforme Albiceleste.

Por si fuera poco, Leo está a punto de batir un récord más, ya que está a tres goles de igualar la marca de Telmo Zarra como máximo goleador histórico de la Liga Española, hasta ahora suma 248.