Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“Venía por 7 oros, no iba a aceptar menos”

Nuria Diosdado, máxima medallista en lo que va de los JCC, dice que el nivel del nado sincronizado es muy bueno

El Universal

Son siete las medallas doradas que cuelgan de su pecho. Así lo soñó desde que llegó Veracruz y su deseo se convirtió en realidad.

Nuria Diosdado es, desde ayer, la máxima medallista mexicana en lo que va de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014.

“Es algo que ya se esperaba. Desde el primer día iniciamos con el pie derecho, al llevarnos oro. Ya lo veíamos venir, porque el nivel que tenemos es muy bueno. Hay que seguir trabajando para estar listas para las competencias que vienen”, dijo la ondina, quien mostró a EL UNIVERSAL las preseas que la llenan de orgullo.

Aunque no realizó la rutina libre con la que el equipo mexicano se llevó el oro en la piscina Leyes de Reforma, la tapatía recibió la presea, al ser contemplada como reserva.

“En lo personal era a lo que venía, por siete de oro, no iba a aceptar menos”, comentó tajante.

En la última jornada del nado sincronizado en los Juegos, el representativo integrado por Karem Achach, Karla Arreola, Mariana Cifuentes, Isabel Delgado, Evelyn Guajardo, Joana Jiménez, Luisa Rodríguez y Jessica Sobrino, dominó la competencia al sumar 83.7000 puntos. La plata fue para Colombia, con 79.4667, y el bronce para Venezuela, con 74.8667.

Con sus medallas en el cuello, Nuria se atreve a soñar en grande. Sus aspiraciones después de Veracruz apuntan a la Copa del Mundo, los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y los Juegos Olímpicos de 2016.

“Voy a descansar dos días y después de regreso a los entrenamientos en el Comité Olímpico Mexicano, porque ya viene la Copa del Mundo y tenemos que entrenar nuevas y más exigentes rutinas”.

—¿Te ves como competidora en otros Centroamericanos?

—No lo sé, puedo decir que este sería el final perfecto para mi participación regional, pero todo puede suceder. En la cabeza tengo llegar hasta el Mundial de Guadalajara en 2017 y ya después veremos, dijo la tapatía.

Adriana Loftus, entrenadora nacional del equipo de nado sincronizado, destacó la calidad con la que se impusieron las ondinas y auguró buenos resultados en las próximas justas, que son de mayor exigencia.

“Fue perfecta toda nuestra participación. No puedo sentir sino orgullo por el gran esfuerzo y entrega de las jóvenes. Su principal virtud es la unión y eso es lo que las ha llevado muy lejos”, analizó la estratega, quien continúa con el proceso de las ondinas.