Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Arce por la ‘travesura’

Cuando a Jorge Travieso Arce se le mete una idea en la cabeza, no hay poder humano que lo haga cambiar de opinión.

El Universal

Cuando a Jorge Travieso Arce se le mete una idea en la cabeza, no hay poder humano que lo haga cambiar de opinión.

Cuantas más voces le advierten de lo descabellado e imposible que son sus anhelos, más se aferra a sus pensamientos.

Ya arriba del ring, son sus puños los que se encargan de cristalizar sus más guajiros proyectos… Y a El Travieso se le ha metido un nuevo capricho: ser hexacampeón mundial en distintas divisiones.

El mochitense se encontraba muy tranquilo después de haber conquistado su quinta categoría. Ese cinturón lo había colocado en un selecto grupo de púgiles con esa distinción como Floyd Mayweather Jr., Nonito Donaire o Sugar Ray Leonard. Incluso, había decidido colgar los guantes para 2012.

No obstante, aparecieron las críticas sobre su pentacampeonato. Voces que le cuestionaban una de sus coronas. El cetro interino mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Ese título que nunca tuvo la oportunidad de unificar con el absoluto, ante las negativas del tailandés Pongsaklek Wonjongkam por enfrentarlo. Por ello, regresó a los gimnasios para ganar una sexta división más, para que incluso, ante los ojos más puristas, sea considerado al menos como el Pentacampeón de Los Mochis.

“Yo estaba muy en paz, estaba muy tranquilo, ya me quería retirar del boxeo y todo. Pero cuando empezaron a reclamarme de que no era pentacampeón, porque tenía un título que no era absoluto, me la hicieron cansada. Ahora quiero un título más y así callar esas críticas”, comparte Arce en charla exclusiva con EL UNIVERSAL.

Esa oportunidad de convertirse en hexacampeón la tendrá cuando enfrente a Jhonny González, monarca pluma del CMB, mañana en su natal Los Mochis, Sinaloa.

“Esta es la oportunidad perfecta para demostrar que la gente se equivoca. Estoy muy enfocado, y, si Dios no me abandona, voy a salir con el triunfo en alto. Estoy trabajando para ganar y callar bocas, como lo he hecho a lo largo de toda mi carrera”, arremete El Travieso, quien está con los pronósticos en contra para salir con el puño en alto ante González.

Un sexto peso conquistado lo pondría en un grupo aún más selecto en la historia del boxeo. Se trata de un sitio en donde sólo han llegado el filipino Manny Pacquiao y el mexicano-estadounidense Óscar de la Hoya. Esa es la máxima marca de divisiones conquistadas con títulos reconocidos por los principales cuatro organismos que rigen el boxeo profesional (CMB, AMB, OMB y FIB).

Con esta pelea, además, vuelve a demostrar que es un perseverante dentro y fuera del ring. Para conseguir este combate, además de calentar las redes sociales, también se la pasó haciendo llamadas directamente a la promotora de Jhonny González, hasta que le tomaron la palabra.

“Soy una persona perseverante, que cuando me propongo algo lo cumplo. Cuando mencioné por primera vez mis intenciones de enfrentar a Jhonny González, me tiraban de loco. Pero después de meses de negociación, al final logré este objetivo. Gane o pierda, difícilmente un mexicano tendrá la oportunidad de disputar un sexto título mundial”, apunta.

Arce llegará inspirado a un combate, en donde se lo jugará todo en una noche, con la única misión de alcanzar el mote de “hexacampeón” de los cuadriláteros, para igualar así a Pacquiao y a De la Hoya.