Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Ayón se mostró ansioso por conquistar un título

El mexicano está listo para estar en la Copa Intercontinental

El Universal

El pívot mexicano del Real Madrid, Gustavo Ayón, se mostró hoy ansioso por conquistar ante el brasileño Baurú el título de la Copa Intercontinental de baloncesto después de 34 años de que el quinteto español ganara el trofeo.

“Es un gran orgullo estar en esta Copa Intercontinental. Me tocó el primer año de la Liga de Las Américas jugar con un equipo mexicano. Ahora, el equipo tiene muchas ganas de disputar este título porque es la primera vez para todos”, destacó Ayón durante la rueda de prensa en el Pabellón de Ibirapuera.

De la actual nómina sólo el argentino Andrés Nocioni y el cordobés Felipe Reyes habían nacido cuando el Real Madrid logró en este mismo escenario el Mundial de Clubes que relevó en 1981 a la Copa Intercontinental.

“Venimos a competir para llevárnosla (la Copa Intercontinental) y esperamos tener ese éxito el domingo”, cuando se dispute el segundo y definitivo partido de la serie que comenzará este viernes con el enfrentamiento entre el Real Madrid, campeón de la Euroliga, y el Baurú, monarca de la Liga de las Américas.

El técnico del Real Madrid, Pablo Laso, recordó que la última vez que jugaran en el Ibirapuera su equipo fue campeón y advirtió que los madridistas llegan a Brasil “con la ambición de ser campeones” y prolongar el éxito de la temporada tras ganar la Euroliga, la Liga, la Copa del Rey y la Supercopa de España.

“Sabemos que para ganar este torneo tenemos que jugar en nuestro máximo”, completó el entrenador español.

Laso admitió que aunque la “preparación no sea la mejor”, la Copa Intercontinental “es un torneo muy importante” para el equipo de la capital española.

“Los veo bien (a los jugadores), conscientes de esto, aunque tengamos un pequeño problema físico con (el alero sueco) Jeffery Taylor, quien tiene una rotura”, apuntó el técnico madridista.

Los termómetros climáticos fuera del pabellón marcan los 38 grados de la primavera más caliente del país en los últimos años, pero el entrenador español no ve ese factor como un obstáculo.

“He pasado calor jugando en Rusia y he pasado frío jugando en Málaga, el mismo calor que vamos a pasar nosotros lo van a pasar ellos, y les advierto que pasamos por un verano muy caliente en Madrid”, bromeó Laso.

Según Laso, el Baurú es un equipo “muy diferente de los que encontramos en Europa, porque ellos llevan mucho tiempo jugando juntos, con experiencia y esa es la fuerza de ellos. Pero también somos un equipo diferente y para eso vamos a empezar a imponer nuestro estilo de juego”.

Su colega brasileño Jorge Guerra ‘Guerrinha’ reconoció el historial del Real Madrid, máximo vencedor del torneo con cuatro títulos (1976, 1977, 1978 y 1981), pero confió en su plantilla, actual subcampeona de la Liga Nacional de Brasil y monarca de las Américas, antes clubes de Latinoamérica y el Caribe.

“Por las ultimas veces que un equipo brasileño jugó contra el Real Madrid, el español fue campeón y nosotros los del Baurú reconocemos su potencial, pero tenemos también un sueño muy grande y a veces quien cree en los sueños saca lo mejor de ellos”, señaló el entrenador brasileño.

Para ‘Guerrinha’ jugar ante un equipo como el Real Madrid, es un “motivo de orgullo” y por el acompañamiento de su rival observó que es “un equipo muy fuerte, con un juego muy abierto y una defensa y ritmo constantes”.

Ya el base brasileño Ricardo Fischer recordó en la misma rueda de prensa que su equipo pasó por “altas y bajas” en los últimos meses, pero advirtió que están preparados.

“Pasamos por muchas cosas para llegar hasta aquí, pero estamos jugando en casa, con el apoyo de la hinchada, y es muy emocionante volver al Ibirapuera después de tanto tiempo sin un torneo de baloncesto”, resaltó Fischer sobre el retorno del baloncesto de alta competencia al máximo pabellón deportivo de la ciudad.