Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Jalón de orejas para el flag ball femenil, pero nada más

Foto: David Retureta Valencia
Ante una inconformidad por parte de padres de familia respecto a que se les iba a privar de su uniforme a algunas chicas de...

David Retureta Valencia

 

La temporada de los equipos femeniles de la Universidad Veracruzana ha ido bajando su nivel, no han tenido la regularidad que quisieran, y por ello, un jalón de orejas no está de más, sobre todo cuando hay material humano.

 

Edgar Sastré, coach del programa femenil de futbol americano, habló sobre cómo va la temporada y lo que se tiene que trabajar para mejorar y sobre todo para buscar ese anhelado trofeo de campeones.

“Ha sido una temporada de mediano a más, es la realidad, sí nos hemos estancado, y no hemos tenido todos los fines de semana como el que acaba de pasar, sin embargo, creo que tenemos que corregir muchas cosas y poner las cosas claras con las chicas”, externó el estratega.

Recordó lo que sucedía en temporadas pasadas, cuando tenían grandes inicios siempre mantuvieron los pies en la tierra y sin echar las campanas al vuelo. Ahora, cree que haber perdido este fin de semana no significa que estén fuera de la temporada, si no, una forma de llamar la atención y trabajar más fuerte.

“Las chavas tienen mucho más potencial del que han demostrado en los juegos anteriores, eso es algo que tenemos que hacerles entender y que lo tomen y se lo queden será algo muy importante”, dijo.

Para el head coach del programa femenil de futbol americano de la Universidad Veracruzana, sus quarterback han caído en un confort que al equipo no le beneficia en nada.

“Me parece que los quarterback, tanto de junior varsity y de college han caído en un estado de confort que de alguna forma nos perjudica, pero es un tema que hay que corregir, porque no queda más que en los entrenadores”, agregó Sastré.

Respecto al tema de que algunos padres de familia habían alegado les quitarían los uniformes a las jugadoras por haber perdido el fin de semana pasado, el coach argumentó que no es así, si no por un tema de rotación de equipo y de competencia interna.

“Los uniformes no alcanzan, tenemos casi 120 niñas y obviamente no todas pueden jugar, entonces quienes se ganen su lugar en el entrenamiento serán consideradas para jugar y serán quienes porten los jerseys, no es nada más que eso”, aclaró Edgar Sastré.

Y continuando en lo estrictamente deportivo, el fin de semana se vienen juegos cruciales en las aspiraciones por calificar y serán de visitantes tanto en el Distrito Federal como en Poza Rica. El día sábado contra Pumas Oro en punto de las 12:00 y 16:00 horas y serán las novatas y la junior varsity respectivamente, estas segundas contra Seahawks del Estado de México. Mientras que la categoría College jugará en Poza Rica.