Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

En Zorros Dorados forme una base hacia el éxito: Mario Nava

160906nava1
Encaminó su carrera con un fuerte cimiento de por medio dado en Xalapa y así convertirse en un referente del futbol americano en México.

Zorros Dorados marcó su vida. Mario Alberto Nava Rangel encaminó su carrera con un fuerte cimiento de por medio dado en Xalapa y así convertirse en un referente del futbol americano en México.

Además de ser seleccionado nacional y haber sido pilar en la obtención del Tazón Azteca, el veracruzano fue líder general en recepciones con 222, misma distinción en yardas por recepción con tres mil 250, promediando 14.5 yardas por recepción.

Ostenta el récord de más recepciones en una temporada con 70 en 2004 y el tercero ese mismo año en yardas con 958. Contribuyó con su equipo para la obtención del campeonato en 2003.

“Son las bases de toda una carrera deportiva de más de 20 años, yo siendo menor de tres hermanos empecé en Zorros Dorados, prácticamente como mascota a los seis años con mis hermanos.

“Y Zorros Dorados, tal como lo dice, una familia muy unida cabe resaltarlo, también vivir la época dorada de este deporte en Veracruz, aunado a que sólo había un equipo, pero todos los que pertenecemos a Zorros Dorados sabemos que significaba el futbol americano en Xalapa”, aseveró.

Reconoció que vivió momentos inolvidables no nada más en lo deportivo, sino en lo personal, que lo fortaleció como ser humano.

“Amistades de toda la vida que se alimentaban no sólo en el campo de juego, sino en la misma escuela, uno de mis mejores amigos de toda la vida era mi vecino en Xalapa, donde crecimos, acudíamos desde la primaria, la Anexa a la Normal, y de ahí nos reuníamos en la tarde.

“Algo que me doy cuenta, que tiene un significado que no se puede describir, casi toda la generación, el 50 por ciento, la base de los equipos de Zorros en mi categoría llegaron a las ligas mayores en halcones se habla del cariño tan grande hacia el futbol americano”, comentó.

Mario Alberto emigró, gracias a su talento, al Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey campus Estado de México, siguiendo a sus hermanos, que tras salir de la escuadra aurinegra viajaron a abrir brecha en los Borregos Salvajes.

“Ya estando allá entonces probé y como todos son estrellas del equipo, se volvía una lucha de egos por el no aceptar el ser banca en un equipo.

“Yo al contrario, en Veracruz, mi categoría no siempre era ganadora, casi siempre nos ganaban, pero estábamos ahí porque nos gustaba, nos apasionaba y éramos parte de la familia, uno iba con las ganas de ver a sus amigos y la convivencia de viajar.

“Yo creo que ahí éramos personas con un alto nivel de competencia, no éramos conformistas, pero si supe valorar el hecho de estar entrenando en un campo sintético, haber llegado al Tec, y valoraba mucho a mis coaches y sabía que con humildad poco a poco iba a ir avanzando”, explicó.

Sus primeros pasos como lanudo no fueron tan constantes en el emparrillado, pero traía lo que Zorros Dorados le había inculcado.

“Poco a poco fui ganando un lugar, y me tocó ver pasar jugadores muy buenos, ver cómo con base en el trabajo, humildad y tomar los consejos bueno y superarte, pude después verlos hacia atrás”, afirmó.

Nava Rangel se dijo agradecido por el soporte que le dieron sus hermanos desde que representaron a Xalapa, e invitó a los actuales Zorros Dorados XL a soñar, sabedores que los objetivos primarios para ellos debe ser competir al más alto nivel en la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA) o en la Comisión Nacional Deportiva Estudiantil de Instituciones Privadas (Conadeip), pero aseguró que la aspiración no se debe quedar ahí, porque esa ilusión se puede convertir en una historia de llegar a la NFL o al profesionalismo.

“Que vean la oportunidad tan grande que existe, puedes estudiar en una universidad de primer mundo, que tiene programas en el extranjero, verte estudiando en Francia, en Estados Unidos, y es algo que te cambia la vida y la visión totalmente.

“A veces, desgraciadamente hay edades muy difíciles como la prepa, el relajo, distracciones, entonces tienes que estar consciente que la vida deportiva es muy corta comparada con la profesional entonces debes prepárate, tener un equilibrio”, subrayó.

Finalmente, Mario Nava señaló que si la edición ochentera de los Zorros Dorados tuvo éxito fue por los pilares que pusieron los padres de familia, algo que se cumple, además con el impulso de la actual directiva, presidida por Mikhail Hakim Santiesteban y con el apoyo del alcalde Américo Zúñiga Martínez.

“Creo que debemos de respaldar a nuestros hijos en el deporte y les digo a los empresarios que ahí está el futuro de nuestro estado, creo que hay muy buenas oportunidades y si hay algo que te aleja de las calles, de la adicción y todas esas cosas malas que han aparecido.

“Necesitamos apoyar mucho los sueños de los jóvenes, no cortarles las alas y hacerlos sentir realizados en cada temporada o periodo de sus vidas, aquí más que pedir un apoyo se trata de que hagamos conciencia”, concluyó.

<
>