Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Un rey dorado llamado Gignac

160607gignac
El estelar delantero de los Tigres se lleva la velada que marca el regreso del Balón de Oro a lo más destacado del balompié...

LOS ÁNGELES, EU., julio 10 (EL UNIVERSAL).- Incluso al otro lado del océano Atlántico, preparándose para jugar hoy la final de la Eurocopa con Francia, ante Portugal, André-Pierre Gignac es el rey dorado en la hoy llamada Liga MX.

El estelar delantero de los Tigres se lleva la velada que marca el regreso del Balón de Oro a lo más destacado del balompié nacional. Gana el trofeo a Mejor Jugador y a Mejor Delantero.

Único en adjudicarse un par de trofeos durante la ceremonia en la que los clubes norteños ganan siete de los 10 premios otorgados vía competencia y no sólo reconocimiento (tres de los Tigres, tres del Monterrey y uno del Santos).

Dos certámenes han bastado al europeo para ganarse el corazón y admiración de una afición que ya se familiarizó con su clase.

Su triunfo en la votación a la categoría “Mejor Delantero” es irrefutable. Recibe 94.5% de los sufragios, por sólo 5.5% de Emanuel Villa (Querétaro).

Ganador de una fiesta efectuada en el Auditorio Shrine. Primera vez que los reconocimientos a lo mejor del futbol nacional se efectúan fuera de México. Se promete un video con palabras de “Monsieur” Gignac desde Francia, pero no aparece. Es lo de menos para sus compañeros, cuerpo técnico y directiva, quienes celebran lo atinado de su fichaje.

Así como los felinos regiomontanos se llevan la categoría principal, sus acérrimos adversarios se imponen en la segunda más importante. Antonio Mohamed recibe el 65% de los votos como director técnico más brillante en el ciclo 2015-16, pese a que no fue campeón de Liga. Se impone a Ricardo Ferretti, quien se coronó al frente de los Tigres en el Apertura 2015. “Sui géneris” clásico norteño ganado por los Rayados. “Competir todos los días con usted, ‘Tuca’, me hace mejor cada día”, apenas dice el “Turco”, antes de que se le corte la voz. “Se lo dedico a mi familia… Y a los que no están, quienes me fortalecen”.

El primer gran momento de la velada es de Jorge Campos, quien recibió galardón por su trayectoria. Los asistentes al Auditorio Shrine rinden pleitesía a uno de los más recientes ídolos del futbol mexicano, vigente a pesar de sus años de retiro. El estruendo es ensordecedor, en especial cuando el búlgaro Hristo Stoichkov le entrega el trofeo.

“Gracias a Miguel Mejía Barón, quien me dio la oportunidad”, atina a decir conmovido. “También al ‘Tuca’, porque me regañaba todos los días”.

Una de las principales figuras de la noche es Hirving Lozano, el cara de niño que juega como adulto. Es el “Mejor Medio Ofensivo”, por encima de Edwin Cardona.

“(Quiero) agradecer a mis compañeros, también a mi familia, porque siempre ha sido mi gran apoyo”, comparte el de Pachuca. Podría ser su último acto en la Liga MX. Aunque lo niega, sabe que existe la gran posibilidad de que sus días en el balompié nacional terminen. Los altos mandos de los Tuzos han sido contactados por clubes europeos, todo indica que el Manchester United es el más interesado.

“Por supuesto que me encantaría ir (con los ‘Red Devils’)”, atina a decir, previo a esbozar una sonrisa. “Hay que esperar lo que suceda, pero sí es muy motivante que un club importante mundo se fije en ti”.

A diferencia de lo ocurrido entre Gignac y Villa, la votación más apretada es para designar al medio defensivo más destacado. El americanista Osvaldo Martínez vence a Guido Pizarro, de los Tigres, por sólo 1.7%. El paraguayo agradece.

También es muy reñida en la que se elige al mejor zaguero. Gerardo Alcoba (Pumas) supera a Óscar Murillo (Pachuca) apenas por dos puntos (51% sobre 49%). El uruguayo asoma lágrimas por la condecoración recibida. “Gracias México, por abrirme las puertas. Para los que no somos tan virtuosos, como me pasa a mí, hay premio a la constancia”, subraya el central universitario.

“Esto es un mimo, pero también muy peligroso, porque el futbolista puede perder el piso. No hay que perder con el ego”. Batalla que Gignac ha librado con soltura desde su llegada a la Liga MX, de la que es coronado —incluso a la distancia— como dorado rey