Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

¿Quién será el sucesor de Manzo?

160103manzo
El miércoles se esperan noticias; candidatos: Pablo Boy, Mario Trejo, Eduardo de la Torre y Antonio Fernández

El Universal

Fueron dos años y medio de muchos intentos y pocos resultados. La gestión de Agustín Manzo como director deportivo de Cruz Azul terminó como comenzó, de forma gris y a su salida las pregunta son: ¿Quién armó al equipo cementero, de cara al Clausura 2016 y quién tomará el relevo en esa posición?

Manzo, ex goleador cementero en los 80, tomó funciones en el Apertura 2013, heredando el puesto de Alberto Quintano. Estuvo cinco torneos al mando, consiguiendo una Liga de la Concacaf, un cuarto lugar en el Mundial de Clubes 2014 y un liderato general, Clausura 2014.

Pero por lo que será recordado es que en su gestión el club no calificó en tres ocasiones seguidas a las finales.

Aunque el contrato de Manzo terminó con 2015, desde mediados de diciembre dejó de operar, dejando acéfalo el puesto.

Entonces ¿quién armó al equipo de cara al próximo torneo?

Todo hace indicar que Guillermo Álvarez, presidente del club, fue el encargado, pero siempre con el pendiente de nombrar al personaje que tome las riendas de esa importante oficina.

Los candidatos son: Pablo Boy, hermano del actual director técnico Tomás, quien durante año y medio estuvo al frente de Morelia; Mario Trejo, ex dirigente de Pumas; Eduardo de la Torre, quien de 2007 a 2009 ya fue vicepresidente de la institución y el español Antonio Fernández, que ha estado en diversos equipos de la Liga Ibérica. Este miércoles se espera que se dé un nombre.

Alguien que lo quiera. A la distancia, pero con los colores impregnados en el pecho Joahan Rodríguez, canterano y campeón con La Máquina en el Invierno de 1997, señala que el error, “es que en la directiva hay gente que no sabe nada de futbol, y toma decisiones, como si de verdad supiera”.

Todo indica que la indirecta va hacia Carlos Hurtado, el promotor que siempre ha sido vinculado con Guillermo Álvarez, pero… “no, los representantes son algo que siempre ha existido. Digo que siempre es importante estar con alguno que ame al futbol, y quiera que sus jugadores y los clubes crezcan. Se hablará mucho de los promotores, podrán dar muchos nombres, pero para mí la responsabilidad es del técnico que los acepta y más porque los mete a jugar”.

Recalca Joahan: “Hay personas que no saben nada de futbol y están metidas en la directiva”.

Los que han sido constantes en la dirigencia azul en los últimos años, con Guillermo Álvarez y su hijo Robin. “Al señor Billy le tengo un gran respeto… La verdad es que no conozco muchas cosas que pasan en la directiva, ni sé que negocios haya realizado, pero lo admiro porque es un gran ser humano, de su hijo… mira, de él prefiero no hablar”.

Y es que a la distancia, lo que sucede en Cruz Azul, “da tristeza por donde le veas, como aficionado, ex jugador, directivo, o hasta jardinero. Da tristeza y vergüenza. Sé que cada año tratan de levantar al equipo con el objetivo de ser campeones. Creo en la buena vibra pero siento que en el club no todos piensan así, no hay gente que de verdad lo quiera”.