Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Pumas al fin gana

160130pumas
El equipo dirigido por Juan Francisco Palencia derrotó 2-0 a Monterrey, y se hizo del tercer lugar de la Copa Socio MX celebrada en...

DALLAS, EU., julio 7 (EL UNIVERSAL).- Pumas al fin pudo ganar en la pretemporada.
El equipo dirigido por Juan Francisco Palencia derrotó 2-0 a Monterrey, y se hizo del tercer lugar de la Copa Socio MX celebrada en el Cotton Bowl, en un gran juego.

El equipo universitario rompió de esta forma su racha de tres juegos con derrota consecutiva, lo que hace ganar confianza de cara a su debut en la Liga, el próximo domingo 17 ante las Chivas Rayadas de Guadalajara, a celebrarse en el estadio Olímpico de Ciudad Universitaria.

El juego en su mayoría fue controlado por los universitarios, que desde el inicio se mostraron agresivos y dinámicos, controlando los tiempos.

Los extremos fueron el arma preferida de los dirigidos por Palencia, y por ahí Matías Britos descordó para mandar un centro a media altura para que Pablo Barrera, quien volvió al club de donde surgió, anotara con remate de primera intención (22’).

Monterrey quiso empatar a base de disparos realizados por Dorlan Pabón, pero el guardameta Alfredo Saldívar respondió con lances espectaculares para evitar que su portería fuera mancillada.

En la segunda parte, ráfaga universitaria terminó con el segundo gol, esta vez obra de Eduardo Herrera, quien dio un tremendo salto para rematar con la cabeza (50’).

Monterrey trató de reaccionar, pero lo único que consiguió fue dejar espacios en su zona defensiva que fueron aprovechados por los veloces felinos, que pusieron una y otra vez a prueba al nuevo portero rayado, el ecuatoriano Alexander Domínguez, quien se vio falto de confianza en muchas jugadas, aunque también enseñó excelentes reflejos a la hora de desviar disparos.

La victoria pone paz en Pumas, muy necesaria, que ahora regresan a México con una mejor cara, en tanto que Rayados acumuló su segunda derrota consecutiva, lo que no le viene nada bien a Antonio Mohamed.