Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Ovalle y su amor por el balompié

161005ovalle
Hace poco menos de una década, cuando su padre soñó con verla en una cancha, Jacqueline Ovalle tenía intereses muy distintos al futbol

AMMAN, Jordania, octubre 5 (EL UNIVERSAL).- Hace poco menos de una década, cuando su padre soñó con verla en una cancha, Jacqueline Ovalle tenía intereses muy distintos al futbol. Lo de ella eran la escuela y los juguetes… Hasta que disputó su primer encuentro organizado.

Aficionado al balompié, el progenitor de la hoy volante por izquierda de la Selección Mexicana femenil Sub-17 no claudicó en su anhelo y hoy lo cristaliza a la máxima potencia.
La hidrocálida es parte determinante en el esquema que tanto éxito ha dado al estratega Christopher Cuéllar en el Mundial Jordania 2016. Ha intervenido de forma importante en cinco de los nueve goles que ha marcado el Tricolor: hizo dos y sirvió tres.

Pieza clave que se alegra por seguir el camino que su papá siempre quiso, chica sin miedos que ya piensa en el juego del viernes contra España, ese en el que las verdes dirimirán el liderato del Grupo A. Un empate les basta para quedárselo.

“Ya me encanta el futbol. Me gusta demasiado y contra España vamos a salir fuertes”, dijo Ovalle, tras la goleada del lunes ante Jordania (4-1). “El equipo ya está preparado, tenemos los objetivos en mente, sabemos cómo vamos a jugar, cómo las enfrentaremos y el resultado se va a ir dando”.

“Tenemos jugadas preparadas por las bandas, con servicios y unas cuantas diagonales, para poder vencerlas”.
Sus actuaciones contra Nueva Zelanda y las locales la encumbran como una de las figuras tricolores, pero ella lo maneja con calma, sobre todo, porque aún falta lo verdaderamente trascendental del torneo, cuando se disputen los partidos sin mañana.
“No es sólo una jugadora. Gracias a mi equipo me fui desenvolviendo”, compartió, con cierta timidez. “Más que nada es la unión del grupo y mis compañeras, quienes me ayudaron a lograrlo”.
“[Estoy] muy contenta por haber anotado un gol y dar dos asistencias a mis compañeras [en el partido del lunes]. Gracias a eso, tuvimos los tres puntos”.
Y ella en particular, otro pequeño trozo de gloria cortesía de ese deporte que no le agradaba.