Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Oribe Peralta no piensa en el título de goleo

150711oribe
Dice que importa más el funcionamiento del conjunto

El Universal

Con los tres goles que marcó Oribe Peralta se pone como uno de los candidatos a disputar el título de goleo de la Copa de Oro.

Aunque por ahora el siempre parco delantero no piensa en eso, sino en que el equipo funcione bien.

“Los goles son de todos y consecuencia de todo. Es importante arrancar con una victoria así, eso muestra lo que es este grupo, esta selección que piensa en cosas importantes”, dijo el artillero nacido en Coahuila.

No piensa en logros individuales ni en alabanzas personales, mas indudablemente va en camino a la corona de goleadores del torneo en el que varios jugadores mexicanos han destacado.

En la historia de la Copa de Oro, el Tri tiene cinco títulos de goleo, siendo el máximo artillero Luis Roberto Alves ‘Zaguinho’, el hijo del ‘Lobo solitario’, quien en el campeonato de 1993, anotó en once ocasiones.

“Es importante marcar, pero más la victoria. Al final haremos cuentas y veremos lo que hemos conseguido”, agrega el llamado ‘Cepillo’.

En 1993 se realizó la segunda edición de la Copa de Oro y fue en nuestro país. ‘Zaguinho’, ídolo del América en ese entonces y que también había disputado la Copa América de Ecuador apenas unos días antes, tuvo un certamen de ensueño.

En el primer juego ante la débil Martinica, el larguirucho delantero de ascendencia brasileña marcó nada más y nada menos que siete goles. El trofeo de mejor goleador ya estaba en su bolsa después de ese juego.

“Mi papá –el legendario ’Zague’—cuando se enteró que había metido siete goles me llamó desde Brasil y en vez de felicitarme me preguntó: ‘¿y por qué no metiste más?’”, recuerda ‘Zaguinho’, hoy comentarista de televisión por cable.

En el tercer juego contra Canadá, Luis Roberto Alves metió otros dos tantos; en semifinales ante Jamaica empujó otro y en la final frente a los Estados Unidos coronó su logro con otra anotación. Sumó once. Empujar siete veces el balón dentro de la portería en un juego es una marca en el Tricolor que no ha sido igualada.

Pero Oribe no se deja deslumbrar por el pasado. El goleador vive el presente en el que es figura, aunque no quiera reconocerlo. “Es importante arrancar con una victoria, pero ya pasó, estamos conscientes de que los partidos que vienen van a ser más complicados y tenemos que aplicarnos al cien por ciento”, argumenta.

Destacarse a él mismo, reitera, sería demeritar lo hecho por el grupo, “fuera y dentro de la cancha somos un grupo muy unido, que se lleva bien y a la hora de trabajar nos exigimos dar todo, por eso este triunfo es de todos, hasta de los que están en la banca”.

Oribe llegó a 19 goles con el equipo nacional. Durante mucho tiempo se estancó en 16, no marcaba desde el primer juego del Tri en Brasil 2014, contra Camerún. Quizá por eso estaba tan insatisfecho. “Quería anotar más”, confesó Miguel Herrera, quien ha visto en el ‘Cepillo’ al ‘9’ que perdió por la fractura de Javier Hernández en el amistoso contra Honduras.

Si Peralta sigue así, quizá el Tri no extrañe para nada al ‘Chicharito’.