Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Niños triquis, atigrados

160206tigres
En el proyecto Fábrica de Garra se busca talento para incorporarlo a fuerzas básicas y obtener valores

El Universal

Los pies descalzos de los niños triqui perseguirán un balón de futbol. Mientras, la mirada del campeón del futbol mexicano los seguirá de cerca para encontrar en ellos a un “embajador” y, por qué no, integrarlo a sus Fuerzas Básicas.

“Arrancamos un proyecto con el club Tigres que se llama Fábrica de Garra”, explica el productor y directo creativo del proyecto televisivo, Manuel Camacho en entrevista con EL UNIVERSAL. “Es un reality show para elegir a los embajadores nacionales en distintas ciudades y una de ellas es Oaxaca, en concreto la sierra donde viven los triquis”.

La intención del conjunto felino es la de “transmitir los valores del club. Sabemos que a estos niños que ya fueron capaces de ser campeones en el basquetbol pueden ser grandes representantes del deporte”.

“Vas a ver niños jugando descalzos, con zapatos, que intentan jugar con zapatos y se los quitan por costumbre”, anuncia Camacho. “Les dimos oportuidad de jugar como ellos quieran. Las caminatas, la vida en general es para ellos estar descalzos. Sería violento ponerlos a jugar de otra manera a lo que ellos quieren y están habituados”.

Los Tigres se han acostumbrado a encontrar talento para su plantel en personajes de otras latitudes como André Pierre Gignac, Rafael Sobis, Guido Pizarro y Nahuel Guzmán.

Para este programa, la escuadra felina considera que es necesario voltear al territorio mexicano para buscar formar “jugadores completos en el aspecto futbolístico y humano, que sean integrales.

“El club tiene un sistema de fuerzas básicas importante. Ellos han dado la formación de jugadores seleccionados y juveniles que se han destacado”, describe el líder del proyecto. “No sólo es búsqueda de talento deportivo, sino niños que representen los valores del club, que es vivir con garra, el juego limpio y el trabajo en equipo. Fue lindo el proceso de selección. Se buscó resaltar los valores humanos”.

La comunidad triqui ha sido históricamente marginada en el nororeste de Oaxaca. Poco más del 33 por ciento de los habitantes de 15 años o más es analfabeta y más de 75 por ciento de su población no tiene la educación básica completa.

En servicios de salud, el 93 por ciento no tiene acceso a una atención de calidad, de acuerdo con datos del Catálogo de Localidades de la Secretaría de Desarrollo Social publicadas en 2013.

Sergio Zúñiga, entrenador de los niños triqui.ha encontrado en las actividades lúdicas la manera de de que los infantes de esa zona oaxaqueña —considerada con grado de marginación “muy alto— tengan una vida más próspera y con mejor perspectiva hacia el futuro.

“El entrenador Zúñiga quiere ampliar su proyecto educativo y de formación de valores, a traés del deporte como el basquetbol, el futbol y artísticas como la danza”, aplaude Camacho. “Para esta idea con el club incluimos Oaxaca y se arrancó la firma para trabajar en la primera academia Tigres triqui en Santa María del Tule . Además de la cementera que patrocina el club el desarrollo de un albergue para 30 niños, de la sierra, bajar y estar en la academia”.

Para seleccionar a los “embajadores tigres” dentro de la comunidad triqui el jurado estará compuesto por nombres de la talla de Jesús Ramírez, técnico campeón del Mundo Sub-17 con México en 2005; Jonathan Espericueta, monarca infantil con el Tri en 2011; además de ex futbolistas como Luis Flores.

“Los niños triqui nos dan ejemplos de que si les prestamos el balón, pueden llegar a ser grandes representantes de México”, considera Camacho. “Nos pueden mostrar que el país puede ser mejor, a pesar de las adversidades diarias que a las que puedan enfrentarse”.