Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Necaxistas, al Cereso

150818cereso
Luis Gorocito y Alejandro Molina, jugadores del Necaxa, son consignados por presunta agresión a un estudiante, a quien reportan grave

El Universal

Luis Gorocito y Alejandro Molina, jugadores del Necaxa, que presuntamente agredieron al estudiante Luis Rodolfo Mariscal López, de 22 años, “fueron consignados al Centro de Reeducación Social para varones, por el delito de lesiones dolosas, calificadas con alevosía”, informó la Fiscalía del estado en un comunicado.

Ambos quedaron a disposición de un Juzgado Penal, el cual determinará su situación legal en próximas horas.

Mariscal se encuentra grave en el hospital Hidalgo de esta ciudad, “con traumatismo craneoencefálico severo, probable fractura de piso medio, múltiples contusiones a nivel facial y probable neumonía por broncoaspiración”, se agrega en el documento. Todo, producto de los golpes que le habrían propinado la madrugada del domingo, afuera de un bar.

“Su estado de salud es crítico, con tres fracturas en el cráneo, resultado de las patadas que le dieron. Se le ha sometido a dos cirugías y [los médicos] dicen que si llega a sobrevivir va a tener secuelas de por vida”, señaló Susan López García, prima del lesionado y testigo de los hechos.

En diciembre, Luis Rodolfo se titularía como ingeniero en agronomía en la Universidad Tecnológica campus El Llano, de Aguascalientes.

Susan López narró que la madrugada del domingo, su primo, un amigo y ella estaban en el exterior del bar ubicado en el bulevar Luis Donaldo Colosio y al caminar se toparon de frente con Gorocito, Molina y una mujer, “quienes iban tomados y me empezaron a faltar al respeto, a decirme: ‘Mamacita’; mi primo y uno de sus amigos les dijeron que tuvieran más respeto y ellos les respondieron con golpes.

“A Roberto [el amigo] le dieron un trancazo en la cara y se fue corriendo a pedir ayuda, a mi primo también le dieron un golpe en la cara, lo tumbaron al suelo; en eso se levantó, le dieron una patada en la cabeza, le comenzaron a dar patadas en la cabeza los jugadores y yo intervine para defender a mi primo y me agarraron igual y me aventaron contra el suelo”, agregó Susan.

“A mi primo lo seguían golpeando en la cabeza y él ya no se movía, incluso cuando [los jugadores] se habían subido a un carro se regresaron y estando inconsciente lo ‘remataron’, golpeándolo, pero sobre todo, el jugador alto conocido como ‘Gorocito’”, explicó.

Comentó que su familiar sangraba por la nariz, boca, oídos y cabeza cuando llegaron los paramédicos para que lo auxiliaran y dijo tener temor, porque los jugadores del Necaxa que atacaron a su primo “son unos salvajes”.

Racismo. Luis Torres, director general del Necaxa, señaló que por ahora no se hará ningún juicio de valor con respecto de la situación en la que están involucrados. Se estaba a la espera de que se definiera su situación legal.

Desaprobó que Gorocito y Molina hayan estado en ese lugar y a esas horas de la madrugada [2:30 de la mañana del domingo] en el bar y también consideró necesario que legalmente se esclarezca qué fue lo que ocurrió, porque existe una versión de que los jugadores fueron insultados y que habrían participado en una riña.

Adelantó que hubo una tercera persona, sin precisar si ésta pertenece al equipo de los Rayos, que fue testigo de los hechos y será fundamental para el conocimiento de cómo ocurrieron éstos, la cual también se encuentra lesionada y hospitalizada.

Por su parte, Miguel de Jesús Fuentes, director técnico de los rojiblancos, —que militan en la Liga de Ascenso del futbol mexicano— señaló que el Club Deportivo Necaxa está en espera de que concluyan las investigaciones para fijar su postura con relación a la participación de Gorocito y Molina en estos hechos.

“Seguramente habrá una sanción económica y una deportiva, pero no se tiene ninguna medida hasta ahora”, dijo Fuentes.

El estratega hidrocálido indicó que no saben realmente qué pasó y “hay muchos rumores que podría haber sido un poco de racismo sobre Gorocito”.

Sin embargo, señaló que no estuvo bien la reacción de los jugadores, pero dijo que antes de tomar medidas, la directiva del club y el cuerpo técnico esperarán a que la Fiscalía concluya su investigación. Por ahora, ya están en el Cereso.

A su vez, la Fiscalía del Estado mantuvo hermetismo con relación a las indagatorias que llevó a cabo durante las últimas horas. Ayer por la tarde, anticipó que de tratarse de lesiones dolosas agravadas, los jugadores no alcanzarían fianza y en las siguientes horas se les estaría consignando ante un juzgado penal, lo cual se presentó anoche.

El siguiente paso es que sea determinada su situación legal para oficializar el proceso al que se enfrentarían durante las siguientes semanas.