Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Mohamed confía en la remontada

Foto: El Universal
La derrota por la mínima diferencia ante Pachuca no impide que Antonio Mohamed sueñe con el título

PACHUCA, Hgo., mayo 27 (EL UNIVERSAL).- La derrota por la mínima diferencia ante Pachuca no impide que Antonio Mohamed sueñe con el título. Al contrario, confiado, seguro, el estratega del Monterrey descubre ese optimismo que tienen los campeones.
“El equipo se va a entregar, va a dejar la piel y va a buscar ser campeón”, explica en conferencia. “Es un rival muy difícil, pero tengo muchísima confianza en que lo vamos a sacar en la vuelta. Muchísima”, agrega el técnico regio.
“Estamos muy vivos, más vivos que nunca”, precisa. “Es el último partido del torneo. Tenemos que ganar en casa para provocar un alargue o penaltis y si no, ganar por dos goles y ser campeones. No es nada del otro mundo, hay que ganar en casa, como lo hemos hecho la mayoría del torneo”.
Enseguida destaca que en esta ocasión contarán con el jugador número 12, el aficionado norteño. “Somos 50 mil más 11, nada más…”, dice seguro.
Enseguida, sereno, responde a los cuestionamientos sobre la mano de Efraín Juárez dentro del área, que el árbitro Luis Enrique Santander no pitó.
“No se ve desde la banca, la ubicación del árbitro está bien”, aboga. “Hay que resolver en cuestión de segundos. El árbitro hace su tarea y hay que ayudarlos sin tanta polémica”, propone.
Ante la insistencia sobre el tema, el ‘Turco’ ataja: “Lo que cobre el árbitro, cobra. Esto es futbol. Desde que tengo uso de razón, los árbitros se equivocan. Los tipos lo que menos quieren es equivocarse. A veces toca a favor o en contra, pero no incide para que un equipo sea campeón”, argumenta. “Hay que aceptar, porque si no es una excusa muy de mediocres”.
Pese a todo, “estoy muy tranquilo, confiado en mi equipo y en el potencial que tenemos”, remata.
Diego Alonso. Del otro lado, el técnico de Tuzos, Diego Alonso, comparte que Pachuca saldrá con el mismo planteamiento, con tal de conquistar el campeonato.