Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Mexicano, entre fichajes ilegales del Real Madrid

160116JUVENIL
Paolo Medina es uno de los casos por los que la FIFA sancionó al Real Madrid; llegó al club a los 10 años

El Universal

Un futbolista mexicano aparece entre los 39 casos que investigó la FIFA en contra del Real Madrid por el fichaje de jugadores menores que representó una fuerte sanción para el equipo merengue.

En efecto, se trata de Paolo Medina, quien llegó al club en 2009, cuando apenas tenía 10 años de edad y procedía del Deportivo Alcobenas.

Paolo Medina, quien nació en el estado de Veracruz, consiguió con los merengues el campeonato de la categoría Cadete A, de la mano de Santiago Solari en 2015, y ha sido considerado en la Selección mexicana Sub-17.

Según informes proporcionados por el programa de Televisión Jugones, de España, además de Medina están el argentino Benjamín Garay, los venezolanos Fernando Macías

y Manuel Godoy, el marroquí-español Achraf Hakimi, el escocés Jack Harper, el rumano Flavius Daniliuc y los hijos de Zinedine Zidane, entre muchos otros.

Real Madrid y el Atlético de Madrid, que también fue castigado por la FIFA, apelarán la sanción e incluso podrían recurrir al TAS.

Mientras tanto, las reacciones tras el castigo continúan en el mundo, e incluso entre el acérrimo rival del Real Madrid. Javier Bordas, directivo y responsable del primer equipo del Barcelona, calificó de “desproporcionada” la sanción de la FIFA al Real Madrid y al Atlético, la cual les impedirá fichar en los dos próximos periodos de contratación, el mercado de verano de 2016 y el de invierno de 2017.

Y es que el Barcelona ya sufrió el pasado año una sanción similar de la FIFA por traspasos internacionales de menores, motivo por el cual conoce bien las repercusiones.

“La sanción me parece lo que nos pareció a nosotros, desproporcionada, definitivamente. El espíritu de la norma ninguno de los tres clubes lo incumple y si nos ajustamos a la literalidad la sanción es demasiado fuerte”, comentó Bordas, quien comparó esta sanción conocida el jueves con la que sufrió su club.

“La gran diferencia es que nosotros la cumplimos primero y parece mucho más grave de lo que parece ahora, habiendo cometido las mismas faltas. Ahora que hay un antecedente parece más normal, pero nos parece desproporcionada e incomprensible”, señaló el directivo azulgrana en la Ciudad del Futbol de Las Rozas.

“Es una norma que no está bien. Es para proteger a los chicos y al final acaba perjudicándolos. Es bueno para todo el mundo que los niños puedan jugar al futbol porque hay auténticos dramas”, apuntó.

Para Bordas “no era ético que sólo pagara el Barcelona” por este asunto y se mostró partidario de que “todos los que hayan incumplido la norma cumplan la sanción”.

“Si nosotros incumplimos y cumplimos la sanción, es lo más lógico que el resto la cumplan”, finalizó.