Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Madrid le teme a una remontada

160308madrid
Los Merengues reciben a la Roma, que ha tenido un gran repunte en Italia

El Universal

Madrid.— El Real Madrid recibirá a La Roma en la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, sin fiarse de los dos tantos de ventaja cosechados en la ida (0-2) y con la intención de poner fin a su “maldición italiana” ante un rival que llega lanzado.

Zinedine Zidane y los futbolistas de la plantilla del Real Madrid son conscientes de que se juegan todo a una carta. La Liga de Campeones es su salvación en una temporada para el olvido, eliminados de la Copa del Rey por un error administrativo y sin opciones desde febrero en la Liga por su irregularidad.

Todo lo contrario han mostrado en Europa. Acabaron la primera fase como líderes de grupo por delante y en la ida de octavos en el Olímpico de Roma, los goles de Cristiano Ronaldo y de Jesé Rodríguez le acercaron a los cuartos de final.

El técnico francés podrá alinear a su 11 de gala, salvo en la zona del 9, donde está la única ausencia, la de Karim Benzema por lesión.

La Roma, que lleva siete triunfos seguidos en la Serie A italiana, llega a este partido con una delantera en gran forma, que, tras el 0-2 de la ida, promedió cuatro goles por partido, lo que alimenta su sueño de una remontada histórica.

El conjunto del técnico Luciano Spalletti dejó atrás el momento de crisis vivido entre diciembre y enero, y ha vuelto a ganar con continuidad, lo que le ha permitido adelantar al Inter de Milán y a la Fiorentina, y situarse en la tercera plaza liguera, que le valdría la clasificación para la próxima Liga de Campeones.

Tras caer 0-2 en el duelo del estadio Olímpico, La Roma subió el nivel de sus prestaciones y consiguió tres victorias por goleada.

A terminar la obra. El Wolfsburgo espera completar el trabajo que le falta para meterse en los cuartos de final, después de haber sentado las bases en partido de ida al derrotar a domicilio al Gante (2-3).

Eso implica que al equipo alemán le basta un empate o incluso una derrota por un gol de diferencia que podría hacer valer los goles obtenidos como visitantes.

El Gante perdió el liderato en la Liga belga, en tanto que en la Bundesliga, Wolfsburgo va al alza.